Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Cultura | Marosa |

Aniversario

Marosa di Giorgio, poeta salvaje que nace a cada instante

Marosa di Giorgio cumpliría 90 años este 16 de junio. Una poeta cruda, encendida, sensible, deslumbrante; imprescindible, a fin de cuentas.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

"Vine a la luz en este florido y espejeante Salto del Uruguay, hace un siglo, o ayer mismo, o mismo ahora, porque a cada instante estoy naciendo. Era junio y por domingo y a mitad del día". Así comienza, cada vez, Señales mías, una autobiografía que Marosa di Giorgio (1932-2004) escribió en 1959. Ese domingo era 16 de junio de 1932, y este jueves 16 de junio de 2020 Marosa cumpliría 90 años.

Marosa di Giorgio estudió teatro, actuó, escribió poesía, se mudó, recibió premios y becas, viajó a presentar su obra en diversos lugares. Sus textos fueron traducidos a varios idiomas y se consideran referencias de la literatura uruguaya e hispanoamericana.

"El día de las bodas de mis padres apareció un ave en el patio, -siempre, me parece haber asistido a las bodas de mis padres- en el pequeño patio de baldosas. Tenía luces entre las plumas; tal vez, sus propios huevos constelados, pepitas de oro, hilos brillantes. La miraban, y entonces, se volvía de color rosa, abría cada pluma; era como una dalia en el paraíso. Sobre los brindis, las flores, las cajas de confites, pasó algo leve y tenebroso. Al final, todos tuvieron miedo. Y se estrecharon en torno del ave. Quisieron matarla y no se pudo. Quisieron ahuyentarla y no se pudo. Quisieron olvidarla y no se pudo. Aún, ahora, veo su luz desconcertante cruzando por la noche" (La liebre de marzo, 1981; en Los papeles salvajes, 2021).

En 1972 Cristina Peri Rossi reseñó la primera edición de Los papeles salvajes, la obra poética reunida de Marosa, para Marcha. El texto fue recuperado por la revista de la Biblioteca Nacional de Uruguay (BNU). Allí dice la escritora sobre los textos poéticos: "La primera característica del libro es una ostensible unidad de visión del mundo, de estilo, de clima literario. Podrían ser indefinidas variaciones acerca de unos pocos temas, casi siempre fantasmales, que a veces ni siquiera alcanzan la dimensión de un argumento pero que vienen, siempre, rodeados de un encanto brillante y una suerte de aura misteriosa que los envuelve, los separa de la realidad y los lleva a una instancia onírica".

Fuera de los límites de los análisis o críticas literarias vive el sentir que la obra de Marosa genera en las lectoras y lectores comunes, es decir, en cualquiera de nosotros. Una experiencia intransferible e imposible de encasillar en géneros o estilos. Leer a Marosa es como internarse en un bosque frondoso colmado de animales mágicos, hongos de colores, hadas y animales capaces de desgarrarte la piel en dos movimientos. La luna alta, la noche cerrada, el agua clara, un abrazo, el sudor de la intimidad.

Una constante en los estudios de los textos de Marosa es la cuestión del erotismo, que excede sus novelas consideradas estrictamente eróticas. Un erotismo salvaje (de bosque), un erotismo druida, un erotismo colmado de fe. En palabras de Tamara Tenembaum: "Su estilo experimental y el erotismo salvaje de sus textos, en los que arma un lenguaje propio explorando la naturaleza, los mitos en torno de ella, los cuerpos y el cambio, escandalizaron y sedujeron a sus contemporáneos por igual".

En Marosa hallo una compostura envidiable, un canto a esa singularidad extravagante que sedujo a muchos y horrorizó a algunos. Siento en su poesía honestidad brutal. Marosa llega y nos toma de la mano "hace un siglo, o ayer mismo, o mismo ahora" para llevarnos a pasear por sus universos, tan íntimos como nuestros.

Su obra incluye los textos Poemas (1953), Humo (1955), Druida (1959), Camino de las pedrerías (1997), Diamelas a Clementina Médici (2000) entre muchos otros títulos. Su obra completa, incluidos textos inéditos, fue recogida y publicada por Adriana Hidalgo editora en 2021 bajo el nombre Los papeles salvajes. Edición definitiva de la obra poética reunida.

Marosa di Giorgio murió el 17 de agosto de 2004 .

Temas

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO