Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Internacionales | Primakov | Rusia | Unión Soviética

RUSIA

La doctrina Primakov

Yevgueni Primakov fue ministro de Asuntos Exteriores de Rusia desde 1996 al 1998, durante la presidencia de Boris Yeltsin, y fue presidente del Sóviet de la Unión entre1989 y 1990

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Nació el 29 de octubre de 1929 en Kiev (Unión Soviética) y falleció el 26 de junio de 2015 (85 años) en Moscú (Rusia). La causa de su muerte fue un cáncer hepático. Fue sepultado en el Cementerio de Novodévichi

De nacionalidad rusa soviética y religión ortodoxa, fue doctorado en Economía y educado en el Moscow Institute of Oriental Studies (hasta 1953). Egresó de la Facultad de Economía de la Universidad Estatal de Moscú en 1956).

Fue político, diplomático, periodista, economista y diputado de Rusia. Trabajó para el Institute of Oriental Studies of the Russian Academy of Sciences y para el Servicio de Inteligencia Extranjera. Fue miembro del Partido Comunista de la Unión Soviética, integrante de Academia de Ciencias de Rusia y de la Academia de Ciencias de la Unión Soviética

Aunque nació en Ucrania, creció en Tiflis, Georgia. Estudió en el Instituto de Estudios Orientales de Moscú, donde se graduó en 1953 y además culminó su especialización de posgrado en la Universidad Estatal de Moscú. Desde 1956 hasta 1970 trabajó como periodista para la radio soviética y como corresponsal en el Medio Oriente del diario Pravda. Se dice que desempeñó además misiones de inteligencia en el Medio Oriente y Estados Unidos para la KGB, de la que habría llegado a ser general.

Entre 1970 y 1977 se desempeñó como diputado director del Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales de la Academia de Ciencias. De 1977 a 1985 fue director del Instituto de Estudios Orientales de la Academia y primer diputado del Comité Soviético de Paz. En 1985, retornó al Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales como director, hasta 1989.

Primakov hizo su aparición directa en la escena política en 1989, como presidente del Sóviet de la Unión, una de las dos cámaras del Sóviet Supremo de la URSS. En 1990 y 1991, fue integrante del Consejo Presidencial de Mijaíl Gorbachov. Fue enviado especial de Gorbachov a Irak, en plena Guerra del Golfo y mantuvo negociaciones con Saddam Hussein. Tras el fracasado golpe de Estado de 1991 fue designado jefe de la KGB y luego director del servicio de inteligencia en el extranjero de la Federación de Rusia, la SVR, desempeñando ese cargo desde 1991 hasta 1996.

Primakov fue ministro de Relaciones Exteriores de Rusia desde enero de 1996 hasta setiembre de 1998. Ganó respeto en casa y en el extranjero por su política pragmática para defender los intereses de Rusia frente a la expansión de la OTAN, incluso en las negociaciones de cinco meses que llevaron a firmar el Acta del 27 de mayo de 1997, con el secretario general de la OTAN, Javier Solana, dando fin a la Guerra Fría.

Fue un destacado defensor del multilateralismo como alternativa a la hegemonía estadounidense. Primakov siguió una política exterior basada en la "mediación de bajo costo" y el mantenimiento de la influencia rusa en las exrepúblicas soviéticas y el Medio Oriente. Esta política ha sido conocida como la "Doctrina Primakov". Promovió además la alianza entre Rusia, China e India como un "triángulo estratégico" para contrabalancear el poderío estadounidense.

Luego de que la Duma rechazara el intento de Boris Yeltsin para volver a designar a Víktor Chernomyrdin como presidente del gobierno, en setiembre de 1998, Yeltsin nombró a Primakov en el cargo como figura de compromiso con la mayoría del parlamento. Como presidente del gobierno tuvo el suficiente prestigio para lograr la aprobación de medidas difíciles, como la reforma tributaria y otros éxitos. El 24 de marzo de 1999, Primakov se dirigía a Washington para una visita oficial; volaba sobre el Atlántico, cuando se enteró de que la OTAN había comenzado los bombardeos aéreos sobre Yugoslavia. Primakov decidió en pleno vuelo cancelar la visita y ordenó que la aeronave regresara a Moscú, en la que se llamó “Vuelta de Primakov”.

Su oposición al unilateralismo estadounidense fue muy popular entre los rusos, así como la operación de las tropas rusas que ordenó en el aeropuerto de Pristina, con la que sorprendió a las fuerzas de la OTAN al terminar la guerra de Kosovo. Los analistas interpretan la destitución de Primakov por Yeltsin el 12 de mayo de 1999 como una reacción a la posibilidad de tener que ceder el gobierno a una personalidad más popular. Primakov incluso se había negado a destituir a funcionarios comunistas al tiempo que el Partido Comunista de la Federación Rusa preparaba una acusación formal para destituir al presidente. Finalmente, Yeltsin renunció al finalizar el año para ceder el gobierno a Vladimir Putin.

Antes de la renuncia de Yeltsin, Primakov apoyó la coalición electoral Patria-Toda Rusia, que era la principal opositora al partido pro-Putin, Rusia Unida. Inicialmente considerado el hombre a batir, Primakov fue rápidamente derrotado por los seguidores de Vladimir Putin en las elecciones para la Duma en diciembre de 1999.

Primakov oficialmente abandonó su candidatura presidencial en una entrevista por televisión el 4 de febrero de 2008 a menos de dos meses de las elecciones y llegó a ser un asesor de Putin y su aliado político.

El 14 de diciembre de 2001, Primakov fue designado presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Rusia.

En febrero y marzo de 2003, visitó Irak para conversar con el presidente Saddam Hussein, en calidad de representante especial del presidente Vladimir Putin. Trató de evitar que se desataran la guerra y la invasión a Irak, esfuerzo realizado con el apoyo de varios países. En noviembre de 2004, Primakov fue testigo de la defensa en el juicio contra Slobodan Miloševi.

El 11 de diciembre de 2007, Primakov dijo, en una reunión con Putin, que el camino seguido por él debía continuarse luego de que el mandatario dejara la presidencia en 2008. Afirmó que hay dos amenazas si se sigue por ese camino: una es el neoliberalismo y la oligarquía, la otra está formada por aquellos que buscan fusionar sus negocios con el aparato del Estado para crear una "sociedad de mercado administrado".

Primakov murió en Moscú después de una enfermedad prolongada a la edad de 85 años, como consecuencia de un tumor cerebral.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO