Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo partidos de alquiler |

ante las elecciones

Partidos de alquiler copan el escenario electoral en Ecuador

Hay registradas 279 organizaciones, de las cuales seis son partidos, 11 movimientos nacionales, 69 provinciales, 174 municipales y 19 parroquiales.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Los comicios presidenciales y legislativos anticipados en Ecuador, previstas para el próximo 20 de agosto, muestran la persistencia de los llamados "partidos de alquiler", que se activan en períodos electorales para dar soporte a candidatos ajenos a sus filas e incluso a su ideología.

Este fenómeno perdura, estiman analistas consultados por la Agencia Sputnik, a la existencia de un marco legal caduco.

"Definitivamente, lo que existe es una caducidad normativa, es decir, que la forma en la cual las organizaciones políticas se registran en el Consejo Nacional electoral ya no tiene la eficacia a efectos de hacer un discernimiento de la Constitución", indicó Esteban Ron, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Jurisprudencia de la Universidad Internacional SEK, de Ecuador.

En diálogo con Sputnik, el catedrático apunta que la norma vigente es flexible, no solo frente al proceso de registro de las organizaciones políticas, sino también en lo relativo a su subsistencia luego de cada proceso eleccionario.

Actualmente están registradas ante el Consejo Nacional Electoral de Ecuador (CNE) 279 organizaciones políticas, de las cuales solo seis son partidos, 11 son movimientos nacionales, otras 69 movimientos provinciales, 174 movimientos cantonales (municipales) y 19 movimientos parroquiales.

Solo una fórmula de las que aspiran a ganar la Presidencia, la que representa al movimiento Revolución Ciudadana, está integrado por militantes activos de dicha agrupación, en este caso Luisa González Solo una fórmula de las que aspiran a ganar la Presidencia, la que representa al movimiento Revolución Ciudadana, está integrado por militantes activos de dicha agrupación, en este caso Luisa González

Para el próximo proceso, el ente electoral reportó 33 alianzas, de las cuales solo cuatro tienen de carácter nacional, 16 provinciales y 13 en proceso de validación, incluidos pactos para candidaturas en el exterior.

De los ocho binomios que esperan participar en la contienda electoral, siete no militaban en los partidos o agrupaciones por los cuales se presentarán, aunque tuvieron que inscribirse como adherentes a estas para poder registrarse ante el órgano electoral.

Solo una fórmula de las que aspiran a ganar la Presidencia, la que representa al movimiento Revolución Ciudadana, está integrado por militantes activos de dicha agrupación, en este caso Luisa González, exministra durante el gobierno de Rafael Correa (2007-2017) y Andrés Arauz, excandidato a la Presidencia en 2021.

Candidatos sin partidos, y viceversa...

En el listado de candidatos para 2023, Xavier Hervas se inscribió para participar por el movimiento RETO, luego que en el proceso de 2021 se presentara por el partido Izquierda Democrática (ID), sin militar en ninguno de ellos.

Hervas fue el candidato "outsider" para las presidenciales de hace 4 años, cuando se alzó con el cuarto puesto, pero tras permanecer por espacio de un año en esa agrupación, se desafilió al aflorar problemas internos.

En tanto, Yaku Pérez, también candidato presidencial en 2021 por Pachakutik (PK), se postula este año por la alianza "Claro que se puede", integrada por "Democracia sí", el Partido Socialista Ecuatoriano y el Partido Unidad Popular.

Este año, ID no pudo registrarse para participar en las elecciones debido a problemas internos para la definición de la cúpula partidista, al igual que PK, brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), cuyo líder, Leonidas Iza, había sido propuesto entre los pre-candidatos.

El también candidato Daniel Noboa -hijo del empresario bananero Álvaro Noboa, quien a su vez fue candidato presidencial en 5 campañas electorales- se presentará por la alianza entre el movimiento Pueblo Igualdad y Democracia y Mover, la otrora Alianza PAIS, fundada por Correa y cooptada por su sucesor, Lenin Moreno (2017-2021).

Los más de 13 millones de ecuatorianos se enfrentarán una vez más a una papeleta de muchos binomios, pero con la disyuntiva de "adivinar" la ideología que representa cada uno Los más de 13 millones de ecuatorianos se enfrentarán una vez más a una papeleta de muchos binomios, pero con la disyuntiva de "adivinar" la ideología que representa cada uno

Fernando Villavicencio, quien fue parlamentario en la Legislatura disuelta el 17 de mayo por el decreto firmado por el presidente Guillermo Lasso, llegó a su curul en 2021 con la alianza Honestidad, establecida entre el Partido Socialista Ecuatoriano y el movimiento Concertación, y ahora se presentará por el movimiento Construye Ecuador, otrora Ruptura de los 25, liderado por la exministra de Gobierno, María Paula Romo.

Otto Sonnenholzner, exvicepresidente de 2018-2020, se inscribió por alianza "Actuemos", que integran el movimiento Avanza y SUMA, de las cuales tampoco era adherente hasta la fecha.

En tanto Bolívar Armijos, un exdirigente del Consejo Nacional de Gobiernos Parroquiales Rurales (Conagopare), contendrá por el movimiento Amigo, que, según el diario Primicias, ha cobijado a candidatos de las más disímiles tendencias políticas.

Por su parte, Jan Topic, otro "outsider" en esta contienda, se inscribió por la alianza "Por un Ecuador sin miedo", de los partidos Social Cristiano (PSC), Sociedad Patriótica (del expresidente Lucio Gutiérrez) y Centro Democrático, del exprefecto Jimmy Jairala, quien había ofrecido su respaldo al movimiento político de Correa en la campaña anterior.

El profesor Ron asegura que, aunque es muy complicado romper el esquema del "voto duro" que conservan algunas organizaciones, en las últimas elecciones los dos "outsiders" tuvieron buenos resultados, pero no llegaron a ser trascendentales.

Daño a la democracia

La profusión de organizaciones políticas en Ecuador lacera la democracia, opina Ron, quien señala que esta situación genera una dispersión de los electores.

"Si bien no existe ninguna democracia perfecta, con un sistema de partidos ideal, en el caso ecuatoriano es preciso erradicar la existencia en demasía de organizaciones políticas, en las que es evidente que no existen procesos de fortalecimiento ni de capacitación", señaló.

Como otros analistas locales, el catedrático considera que se requiere una reforma legal al Código de la Democracia, que permita depurar el listado de organizaciones registradas que no hacen vida política, excepto en los períodos electorales.

A estas agrupaciones se les califica como "empresas electorales", ocupadas en atraer candidatos con los cuales aspiran al menos alcanzar uno o dos escaños en el Parlamento, con los cuales puedan llegar a definir votaciones complejas, a cambio, incluso, de espacios políticos en el gobierno de turno.

"Se trata de un proceso de eliminación de organizaciones políticas que generan varios incumplimientos, no solo en representación sino también a través de un sistema de infracciones", señaló Ron.

Entre estas, menciona la falta de organización interna y de liderazgos, así como de procesos de formación política, pese a los fondos partidistas que se entrega por parte del CNE, en atención al artículo 355 del Código de la Democracia.

Como ejemplo del mal uso de los recursos destinados a las organizaciones políticas, en 2013 el expresidente Lucio Gutiérrez, representante del PSP, se vio envuelto en una polémica luego que, según facturas entregadas al CNE, se evidenciara que su agrupación gastó el dinero en un examen prostático, una histerectomía y una reconstrucción vaginal.

Ron resaltó que este 2023 se ha reducido a la mitad el número de candidatos presidenciales respecto a 2021, de 16 a 8 binomios, lo cual elimina en alguna medida la dispersión, pero persiste el fenómeno de las organizaciones políticas sin candidatos, y de candidatos sin organizaciones políticas.

Existen voces en el panorama político ecuatoriano que demandan al máximo órgano electoral revisar los requisitos para la inscripción de las organizaciones políticas y de los candidatos, por ejemplo, que sean militantes por un periodo mínimo antes de cada proceso electoral.

Ahora, los más de 13 millones de ecuatorianos se enfrentarán una vez más a una papeleta de muchos binomios, pero con la disyuntiva de "adivinar" la ideología que representa cada uno de los candidatos, de las organizaciones o de las alianzas inscritas.

(Sputnik)

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO