Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo

Según el presidente ucraniano, Rusia atacará al país el miércoles

“Nos han dicho que el 16 de febrero será el día del ataque”, dijo el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en un mensaje dirigido a sus compatriotas.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La tensión sigue en aumento en Europa oriental y la eventualidad de una invasión rusa a Ucrania va cobrando fuerza, de acuerdo a las declaraciones de algunos de los actores involucrados.

Este lunes, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, decretó en su país una “jornada de unidad” para el próximo miércoles, día en el que cree que Rusia invadirá o atacará Ucrania.

“Nos han dicho que el 16 de febrero será el día del ataque”, dijo Zelenski en un discurso dirigido a la población de su país. “Lo convertiremos en una jornada de unidad”, añadió.

En el mensaje al pueblo ucraniano, el mandatario pidió a sus compatriotas que el miércoles expongan en sus viviendas banderas con los colores de la nación, el azul y el amarillo.

En los últimos días, ante la eventualidad de una agresión militar, varios países han evacuado al personal de sus embajadas en Kiev, la capital ucraniana. Entre estos están Estados Unidos, Gran Bretaña, Canadá y Australia.
El domingo fue el turno de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), que retiró a sus observadores de la ciudad de Donestk, al este de Ucrania.

Sin embargo, la posibilidad de una agresión militar rusa podría no ser inevitable.

Este lunes, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, informó a Vladimir Putin, presidente de Rusia, que aún existían posibilidades para “resolver los problemas que deben ser resueltos”.

Durante una conversación con Putin, transmitida en diferido por televisión, Lavrov hizo saber al presidente que no estaba agotado el diálogo para alcanzar un acuerdo con Estados Unidos y la OTAN en “asuntos clave”, sobre las garantías que Rusia exige en temas de seguridad. La principal es que Ucrania no se incorpore a la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte).

Las declaraciones de Lavrov tienen lugar un día antes de que el canciller alemán Olaf Scholz arribe a Moscú para intentar contener, por la vía diplomática, la eventual agresión.

Antes de viajar a Rusia, el canciller germano se reunió con el presidente ucraniano. Allí, Scholz afirmó que esperaba de Rusia “pasos claros hacia una desescalada de las actuales tensiones” e invitó a Rusia a continuar con la senda del diálogo con Occidente. Además, aseguró que Alemania está “estrechamente al lado de Ucrania”.

«Coincidimos en nuestra gran preocupación por la situación actual en la frontera entre Rusia y Ucrania. La actividad militar en la frontera ucraniana no tiene ninguna justificación para nosotros. No hay motivos razonables para tal despliegue militar», expresó.

Scholz también aseguró que “una nueva agresión militar contra Ucrania tendría graves consecuencias políticas, económicas y geoestratégicas para Rusia”.

«En caso de una escalada militar, estamos listos para sanciones a gran alcance y eficaces», agregó.

Por su parte, Zelenski abogó por el ingreso de su país a la Alianza Atlántica y aseguró que “es en Ucrania donde hoy se decide la futura arquitectura de seguridad europea”.

“Creemos que la adhesión a la OTAN garantizaría nuestra seguridad y nuestra integridad territorial”, concluyó el mandatario.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO