Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad Ciencias |

informe de ciencias sociales

Mitad de ollas populares recibió insumos de la Intendencia

Un informe de la Facultad de Ciencias Sociales revela una serie de datos sobre el funcionamiento y respaldo que reciben las ollas populares y merenderos.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

En medio de los ataques del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) a la Coordinadora de Ollas Populares y de las denuncias de irregularidades en la intermediaria contratada por esa cartera, la ONG Uruguay Adelante, se conoció un informe de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de la República (Udelar) que revela que la mitad de las ollas de Montevideo se mantiene en base a aportes de la Intendencia.

Dicho informe, titulado “Entramando barrios. Ollas y merenderos populares en Uruguay 2021-22”, relevó datos y experiencias de iniciativas en todo el país. Fue elaborado por la doctora Anabel Rieiro, el doctor Diego Castro, el licenciado Daniel Pena, la magister Rocío Veas y el licenciado Camilo Zino, para “contextualizar el fenómeno” de las ollas y merenderos populares (OMPs) “a nivel general”.

Identifica entre junio y julio de 2022 a 542 iniciativas activas que sostienen una olla o un merendero, o que combinan una olla y un merendero, mientras que durante junio y julio de 2020 eran 645.

El 59,6% de las iniciativas se ubican en Montevideo y el 40,4% en el resto del país, donde destacan, Canelones y Salto como los lugares de mayor concentraciones.

Sobre las fuentes de recursos y provisión de insumos, indica que el 50% de las mollas y merenderos los recibió del Plan ABC de la Intendencia de Montevideo (IM). Eso se explica, según los autores, “por el hecho de que en Montevideo el 80% de las iniciativas mencionaron recibir insumos de esta fuente”; 39% nombraron a Uruguay Adelante; 25% “a vecino/as”; 22% a “recursos de la propia olla o merendero”, 21% “a una Red o Coordinadora; 20% “a intendencias (sin contar Montevideo)”; 19% “a comercios locales”; 13% “a sindicatos”; otro 13% a INDA/Mides; 11% a “Redalco”; 7% “a empresas”; “4% a partidos políticos”; y 14% “señala otras fuentes (Mercado Popular de Subsistencia, el Banco de Alimentos, clubes deportivos, instituciones religiosas, etcétera)”.

“A nivel país, el 25% indica que es el Plan ABC, 20% Uruguay Adelante, 12% las Redes/Coordinadora de ollas, 11% no identifica una fuente principal, 9% identifica las donaciones privadas como el principal insumo, y 6% las intendencias en el interior del país, 5% los recursos del propio grupo y 4% los recursos provenientes de vecinos”, agrega.

En el departamento de Salto, “61% de las iniciativas menciona al Colectivo de ollas como principal fuente de insumos; 33% a la Intendencia y 6% a los donantes particulares”.

Sobre Canelones, indica que el 29% de las iniciativas identificó a Uruguay Adelante como su principal fuente de insumos; 17% a la Intendencia de Canelones; 17% no identifica una fuente principal; 15% a donantes particulares; y 7% a recursos de los propios organizadores.

En el resto del país, “la situación es más diversa”, señalan los autores: “20% de las iniciativas identifican a los donantes particulares como la principal fuente de insumos; 16% a una Red o Coordinadora (que se concentran en Río Negro y Durazno); 14% a sindicatos; 11% a comercios locales; 9% a vecinos/as, 9% a Uruguay Adelante y 7% a recursos de los propios organizadores”.

Más adelante el informe precisa que “más de dos años han pasado desde el comienzo de la pandemia y del surgimiento de ollas y merenderos como respuesta popular a la emergencia alimentaria”.

Concluye el informes que “durante este tiempo, pese a cierta reducción de la cantidad de iniciativas identificadas (de 645 entre junio y julio de 2020 a 542 en igual período de 2022) y también de organizadoras/es (de 6.100 a 4.523), las porciones servidas mensualmente permanecen con poca variación (pasando de 1.880.466 a 1.806.853)”.

En este sentido, aseguran que “del total de porciones, aumentaron las servidas en merenderos (de 500.934 a 767.893 ) y disminuyeron las de ollas (de 1.379.532 a 1.038.960)”.

De esa forma, “menos iniciativas y menos personas continúan sirviendo una cantidad similar de porciones de comida mensuales” lo que ocasiona “una intensificación de la tarea”.

Temas

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO