Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Cultura y espectáculos

Este año: “La música del Uruguay, 100 años de Amalia de la Vega”

Considerada una de las fiestas populares de mayor afluencia de público en todo el país, la 25ª edición del Día del Patrimonio se celebrará los días 5 y 6 de octubre donde se homenajeará a la reconocida folklorista.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Personaje icónico de la música uruguaya, gran compositora musical y poseedora de una técnica vocal increíble siendo autodidacta, Amalia de la Vega representa a la cultural rural, expresó el coordinador del Área de Música, Fernando Yáñez, quien reconoció en la artista a una “representante de género con un criterio de autonomía y de independencia difícil de encontrar en la época”.

Muñoz resaltó la figura de Amalia de la Vega (1919-2000) como la voz femenina más importante del folklore uruguayo, que refleja, junto con otros artistas de la época y de manera muy especial, la sensibilidad del país.

Distinción a la música

Este homenaje es también una distinción a la música y a los artistas uruguayos. “Uruguay tiene exponentes maravillosos”, subrayó.

Destacó, asimismo, las políticas culturales que llevan adelante el gobierno, como Un Niño, Un Instrumento, la Orquesta Juvenil y el Coro Nacional de Niños del Sodre, que buscan potenciar el desarrollo musical, especialmente en estos grupos etarios.

Por su parte, Nelson Inda destacó la importancia de mantener vivo el patrimonio cultural de todos los uruguayos y así poder llegar a las nuevas generaciones.

Destacó la figura de Amalia de la Vega como una gran exponente de la música folklórica Uruguay. “Homenajear a esta mujer es también una apuesta a mirar al interior del país y así disminuir esa dicotomía que existe entre Montevideo y el campo”, sostuvo.

Está previsto que, previo a la celebración en el mes de octubre, se realice una serie de actividades académicas y populares que destaquen la figura de Amalia de la Vega y de todos los músicos de nuestro país.

Quién era De la Vega

Amalia de la Vega, seudónimo de María Celia Martínez Fernández, nació el 19 de enero de 1919 en la ciudad de Melo y falleció el 25 de agosto de 2000, en Montevideo.

Se destacó como cantante clásica y popular. Cultivó un estilo muy propio y personal que, a través de las milongas, las cifras, los estilos y las vidalitas, la proyectó a los primeros planos de la fama y el reconocimiento artístico entre los cantantes uruguayos y latinoamericanos.

En 1942 hizo su debut en radio, en las fonoplateas de radio Carve y radio El Espectador, acompañada al piano por la inolvidable Beba Ponce de León. Amalia de la Vega jerarquizó escenarios nacionales e internacionales, recorriendo muchas veces Argentina, Brasil y Chile acompañada por las guitarras criollas que fueron motivo, siempre, de un gran amor y devoción.

Ella misma también supo tocar la guitarra de oído, musicalizando poemas de Tabaré Regules, de Fernán Silva Valdés y de Juana de Ibarbourou.

Grabó varios discos en los sellos Sondor, Antar, Orfeo y Telefunken. El número de los simples y larga duración supera largamente el ciento, entre los que se cuentan: «Amalia la nuestra», «Mientras fui dichosa», «Manos ásperas», «El lazo», «Poetas nativistas orientales», «Mate amargo», «Colonia del Sacramento» y «Juana de América”. En unos fue acompañada por el Mtro. Federico García Vigil, en otros por el maestro Walter Alfaro y, casi siempre, con las guitarras de Mario Núñez, Gualberto Freire y Antonio Bertrán.

Al referirse a los artistas que influyeron en su formación musical, De la Vega decía: «Para mí, la única voz es Gardel y lo seguirá siendo, una maravilla. En mi desvelo pongo la radio y siempre lo estoy escuchando».

Y en una expresión polémica que, tal vez, constituya, sin embargo, la mejor definición de su maravillosa forma de cantar, De la Vega agregaba: «Lo que pasa es que ha habido tantos imitadores y tanta gente que canta tangos, que uno compara, y yo digo, caramba, ¿por qué hacen esas cosas complicadas? ¿Por qué no escuchan a Gardel? Muchos dicen que su ídolo es Gardel y ¿por qué no llegan a esa sencillez?».

Atahualpa Yupanqui dijo que «su voz era como el sonido que parece surgir desde las entrañas de la madre tierra con la autenticidad de los grandes artistas».

Por su parte, Zitarrosa la consideraba «la número uno de todas las épocas».

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO