Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad

Un poco de aire

Autorizan a los salones de fiesta a funcionar como bares, cafés y restaurantes

La normativa mantendrá su vigencia hasta la fecha en que se disponga la rehabilitación de los espectáculos públicos.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El coronavirus viene pegando fuerte a la sociedad uruguaya, no solo en la parte sanitaria sino también en la económica. Este último punto preocupa y mucho a varios sectores del comercio nacional. Por tal motivo, la Intendencia de Montevideo (IM) resolvió autorizar a salones de fiesta a funcionar como bares, cafés y restaurantes, como una forma de paliar la difícil situación econóomica que atraviesa el sector.

La resolución se tomó este viernes y se debe a que los locales habilitados como salones de fiestas y eventos han sido uno de los rubros más perjudicados por la pandemia provocada por el covid-19 afectando el trabajo directo e indirecto de miles de uruguayos.

El pasado 23 de marzo fueron suspendidos los espectáculos públicos, así como la realización de fiestas y  eventos sociales hasta el 12 de abril. Luego el Ejecutivo extendió la medida hasta fin de mes lo que agravó aún más la situación de este sector.

La medida de la comuna capitalina, autoriza a partir de este viernes (9 de abril) «a funcionar exclusivamente en el giro bar, café, restaurantes o casas de comida, siempre que cumplan las condiciones que se establecen en la presente norma y en las normas de higiene establecidas por dichos destinos».

También se dispuso que durante el desarrollo de su actividad «dichos locales comerciales deben cumplir con las condiciones de seguridad, higiene, horarios de cierre, aforo máximo permitido y en general con todas las restricciones y prohibiciones dispuestas por la normativa vigentes y por los órganos de fiscalización».

La Intendencia de Montevideo «podrá limitar o suspender de forma temporal o revocar el funcionamiento autorizado en caso de observarse algún incumplimiento».

En ese sentido, «las transgresiones a la presente norma serán sancionadas con multa de 4 a 350 U.R de acuerdo al Régimen Punitivo Departamental».

Este régimen «mantendrá su vigencia hasta la fecha en que se disponga la rehabilitación de los espectáculos públicos por parte de las autoridades nacionales».

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO