Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Columna destacada | campaña |

Al borde del naufragio

Nadie a bordo: abandonan el barco

Algo raro pasa en este Gobierno. El fragor de la campaña no nos ha permitido verlo. Todos abandonan el barco sin haber cumplido y sin obligación legal.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Estamos en campaña electoral. Se habla, y está bien que así sea, de las cosas que este Gobierno no hizo, de lo que prometió que no iba a hacer e hizo. Se debería hablar también de cosas que no figuraban en la agenda de nadie y, al hacerse, nos tomaron de sorpresa. Un gran tema, el Gobierno iba a durar sólo cuatro años. Y entre éste y el próximo, un año en modo reposo…

Nos dijeron que no subirían las tarifas públicas, ni los impuestos, ni los combustibles… Que desaparecería la pobreza infantil… Heber aseguró que las Sras. “podrían salir de sus casas con sus carteras”. Nada de esto se cumplió. Pero hablar de tanta revolución (como la educativa ‘que nunca fue’) y ocultar un dato tan importante: “Gobernar durante cuatro años, después campaña…”.

Todo con una variable ‘para mal’. No modifican la Constitución. El mandato del Gobierno sigue durando cinco años: cuatro de gestión y uno de campaña. Con tanto cambio prometido, abandonan el barco sus mandos (menos el capitán del buque, que queda solitario), la gestión entra en modo reposo, a cargo de suplentes.

Se va el secretario de la Presidencia Álvaro Delgado, para ser nada más ni nada menos que el candidato favorito del presidente. En la campaña usa videos con el logo de la Presidencia detrás suyo. ¿¿¿??? Dice haber estado en la primera línea de gobierno. No es ese el rol del cargo que ocupaba, pero si él lo dice… Se fue…

Renunciaron los ministros Javier García (cuesta acostumbrarse a que los desfiles no estén precedidos de su magna y real presencia, mucha venia, pitos y clarines…). Pablo Mieres, ministro de Trabajo, aspira a la primera magistratura desde filas del Partido Independiente. Se fue Heber, aunque por otros motivos, pero volvió al ruedo. El ministro de Turismo, Tabaré Viera, que asumió al año de iniciada la gestión, aunque fue el último, ya que antes se fue de viaje oficial a España (con viáticos), volvió y se fue…

Se fue Bustillo, cuya gestión no logró ni el Tratado de Libre Comercio con China o país alguno… Ecuador lo logró en apenas 10 meses. Pero nunca entendieron que peleados con Argentina y Brasil no hay puerta que se abra en China. Desde acá se lo quisimos recordar una y mil veces. No se fue por política. Se tuvo que ir por las investigaciones de la Justicia sobre presunta destrucción de prueba de delitos. Le reservaron la acéfala Embajada en Portugal, pero hay que esperar que la Justicia se pronuncie.

También hubo renuncias en los organismos de administración del Estado: Gurméndez, de Antel, igual que Viera, aspirar a la presidencia desde filas coloradas (¿?); Cipriani, de ASSE; Robert Silva, de ANEP, etc., etc., etc.

Todo esto en medio de insólitas promesas electorales. Viera, subir salarios y reducir el tiempo de trabajo. Otro tanto Gurméndez, Raffo… pareciera que en este gobierno no les escuchaban. Porque uno tiene derecho a preguntarse por qué no lo hicieron en estos 4 años de gobierno. Ahora hay que esperar un año de pausa y que vuelvan para que cumplan promesas tan maravillosas.

La pregunta más importante sigue siendo: “¿Por qué renuncian?”. Los directores de entes tienen una inhibición constitucional, pero los ministros, ¿temen decidir qué es más importante en su compromiso de vida, gobernar por el país, o hacer campaña más tiempo? Nada les prohíbe ser candidatos y ministros al mismo tiempo.

Espero que los blancos no salgan a decir que estaría mal y que no sería ético hoy, que todos tirotean para un lado y para otro a ver quién es más wilsonista (Raffo organiza un evento partidario para celebrar los 40 años de su regreso, justo de la forma en que él pidió que no se hiciera).

Recordemos qué hizo Wilson cuando le tocó a él… Seguir en el Ministerio de Ganadería la primera vez que fue candidato a (y salió electo) senador. Y se quedó en el cargo hasta el último día de gobierno. Ni siquiera asumió su banca hasta el 1° de marzo (15 días después). Hasta el último día al frente de la cartera mandó proyectos de Reforma de las Estructuras Agropecuarias, que su partido no le votó.

Algo raro pasa en este Gobierno. El fragor de la campaña no nos ha permitido verlo. Todos abandonan el barco sin haber cumplido y sin obligación legal. Hay muchos dichos populares sobre el abandono del barco. El capitán es el último en abandonarlo, pero antes del naufragio se va a ir.

¿Qué está pasando? ¿Pensarán que se hunde?

Temas

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO