Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Cultura | Bob Marley | biopic | Ben-Adir

Una leyenda de estreno

Cuando Bob Marley llegó a Montevideo

Este jueves se estrenó en salas montevideanas el esperado biopic "Bob Marley: la leyenda": la revisión de un fragmento clave en la vida de un ícono popular.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Tales expectativas resultan justificadas, pero vale precisar que no solo responden al interés que tienen la vida y la obra musical de Marley, sino también cuadran en la andanada de biopics que ha llegado en el último tiempo a las salas de cine y a las plataformas de contenidos audiovisuales en internet, con Netflix como principal motor.

En esta tendencia, que está (o estaría) más que consolidada, sobre todo en el aspecto comercial, hay títulos que ya perfilan una suerte de subgénero, las biopics de músicos, y que han conquistado la estatura de ícono, aunque este mérito no siempre se sustenta en altos valores narrativos, estéticos, técnicos de las producciones cinematográficas. Y entre ellas pueden contarse los acercamientos a figuras como Elton John, Freddy Mercury o Amy Winehouse, entre un lote con mucha cosa para descartar (o que pueden quedar para despuntar el vicio de “mirar lo que sea” o para matizar una aburrida tarde de domingo).

Yendo directo a los detalles del hecho noticioso: Bob Marley: la leyenda, está dirigida por Reinaldo Marcus Green, director de El método Williams (2021), y el elenco está encabezado por Kingsley Ben-Adir y Lashana Lynch.

Embed - Bob Marley: La leyenda | Tráiler Oficial (SUBTITULADO) – 2024

Ben-Adir (ya lo saben) fue uno de los protagonistas de la (muy) exitosa y no menos discutida película Barbie, y en este biopic le toca el desafío de interpretar a Marley.

Y, según la crítica especializada, la rompe. Pero, para llegar a tan elogiada interpretación, este joven actor tuvo que poner “toda la carne en asador” y realizar un intenso trabajo de investigación, además de sortear algunos asuntos complejos a la hora de aproximarse al conocimiento del contexto cultural que sostiene la historia de Marley.

En una entrevista que publicó The Guardian, Ben-Adir confesó: “Muchas de las personas con las que hablé en Jamaica desconfiaban de mí cuando llegué (…) Y con razón. ¿Por qué vienes aquí para hacer esto?, ¿quién eres?”, le preguntaban.

“Y (yo) les decía: ‘Si fuera ustedes, sentiría lo mismo. Pero quiero hacer lo mejor que pueda (…) No me lo estoy tomando a la ligera”, agregó.

Lashana Lynch, por su parte, le tocó el desafío de encarnar a Rita Marley. Y en una entrevista publicada por el sitio GQ, la actriz afirmó: “Rita Marley es uno de los iconos femeninos más importantes en la historia de Jamaica, país del que desciendo. Para mí fue increíble poder verla y escucharla a medida que yo crecía, así que el hecho de interpretarla en esta película me pareció una experiencia casi irreal. Es, probablemente, la mayor bendición que he recibido hasta el momento en toda mi carrera”.

Lashana Lynch, por su parte, le tocó el desafío de encarnar a Rita Marley. Y en una entrevista publicada por el sitio GQ, la actriz afirmó: “Rita Marley es uno de los iconos femeninos más importantes en la historia de Jamaica, país del que desciendo. Para mí fue increíble poder verla y escucharla a medida que yo crecía, así que el hecho de interpretarla en esta película me pareció una experiencia casi irreal. Es, probablemente, la mayor bendición que he recibido hasta el momento en toda mi carrera”.

La actriz recodó que lo primero que hizo “fue leer No Woman, No Cry: Mi vida junto a Bob Marley, el libro que ella (Rita Marley) escribió (publicado en 2005 por Ediciones B), lo cual ya de por sí fue maravilloso".

"Por supuesto -siguió-, quise ir más allá, luego también leí un montón de cosas que otras personas habían escrito sobre ella y vi muchas de sus entrevistas. Todo eso pasó a un discreto segundo plano una vez tuve la oportunidad de pasar algún tiempo personalmente con ella en su casa, obteniendo así toda la energía que necesitaba para poder trabajar. Y no solo me dio su energía, sino también su sabiduría, su amor por Bob y el modo en que habla acerca de la vida, la gratitud, este planeta y lo que supone simplemente ser una mujer, una mujer negra, en la Tierra. Aquello fue lo que más me ayudó: cada vez que dudaba de mí misma en el proceso de rodaje, lo único que tenía que hacer era recordar sus palabras”.

Hechas las presentaciones preliminares, ¿cuál es el planteo de Bob Marley: la leyenda (en inglés: Bob Marley: One Love)?

Esta obra de Reinaldo Marcus Green no se la juega a un recorrido lineal (y apurado) de toda la vida del líder de The Wailers, sino que revisita un fragmento con dos cortes temporales clave.

El primero es el mes de diciembre de 1976, cuando siete personas armadas irrumpieron en la casa de Marley, en la calle Hope Road, en Kingston, y dispararon contra Rita, Bob, el manager Don Taylor y Louis Griffiths.

Bob recibió dos balazos, uno el pecho y otro en el brazo, y Rita uno en la cabeza. Pero todos lograron sobrevivir.

Días después del atentado, el desafiante Marley subió al escenario del Smile Jamaica, y dejó una de las actuaciones más memorables de su carrera. Y, como recordarán los memoriosos, este fue el último concierto que dio en su tierra natal, ya que poco después se autoexilió en Londres, donde se abocó a uno de sus más importantes proyectos discográficos: el álbum Exodus.

Aquí, con el lanzamiento de esta producción, se marca el segundo punto de corte para el biopic: el año 1978, cuando Bob vuelve a Jamaica ya convertido en figura de referencia en el competitivo mercado de las músicas populares.

Las opiniones de la crítica especializada están algo divididas. Si bien este trabajo es bienvenido, en tanto encara el desafío de abordar al menos un fragmento de la vida de una figura fundamental, su quizás excesivo ajuste a los modelos hollywoodenses le dan una pátina superficial que le quita peso, profundidad, y también se ha cuestionado que no se expongan algunas aristas cuestionadas de su personalidad.

Por otro lado, se ha destacado que no haya sido un recorrido extenso por toda la vida del artista, opción que, sin duda, hubiera hecho naufragar al proyecto en algo banal o hasta pintoresquista.

Otros aspectos destacados han sido el de las actuaciones, sostenidas por un intenso trabajo de investigación, y, por supuesto, la banda sonora, que sostiene, a fuerza de grandes composiciones, el retrato de un artista comprometido social y políticamente con su sociedad.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO