Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Cultura | Katy Perry | 225 millones de dólares |

Venta de derechos

Katy Perry ya sabe qué hacer con 225 millones de dólares

La artista californiana Katy Perry vendió los derechos de cinco discos a la empresa Litmus Music por una cifra millonaria.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

En el negocio de la música no se andan con cifras "chiquitas". Si no lo creen, pregúntenle a la estrella californiana Katy Perry, que acaba de vender los derechos de parte de su obra discográfica por la friolera de 225 millones de dólares. Sí, 225 millones.

Estos derechos los compró la compañía Litmus Music, que en apenas un año de existencia en el mercado ya adquirió otros derechos como los de las grabaciones del conocido cantante de country neozelandés Keith Urban.

La empresa aclaró que el acuerdo incluye las participaciones de Perry en las respectivas cintas maestras y los derechos de publicación. No obstante, Universal Music Group, la discográfica que hizo las publicaciones originales de los discos, continuará como propietaria de los masters. Los derechos vendidos comprenden a los siguientes discos: One of the Boys (2008), Teenage Dream (2010), PRISM (2013), Witness (2017) y Smile (2020).

El cofundador de Litmus Music, Dan McCarrol, que fue presidente de Capitol Records, comentó a la prensa: "Katy Perry es una visionaria creativa que ha tenido un gran impacto en la música, la televisión, el cine y la filantropía; es un gran honor para mí colaborar con ella nuevamente y ayudar a Litmus a manejar su increíble repertorio".

Su socio, Hank Forsyth, también habló del negocio: "Las canciones de Katy son una parte esencial del tejido cultural global. Estamos muy agradecidos de volver a trabajar juntos con un socio tan confiable, cuya integridad brilla en todo lo que hace".

Aunque hace ya varios años que no ha lanzado un disco nuevo, Katy Perry espera encarar un nuevo proyecto musical, para el que está trabajando intensamente. "No he publicado ningún material nuevos desde mi querida Daisy. Creo que estoy escribiendo mucho y he escrito mucho desde un lugar de amor, porque siento mucho eso, tanto amor incondicional, ese amor que nunca supiste que existía", dijo la artista californiana.

Con esta nueva etapa, en la que anuncia una próxima edición discográfica, Perry cierra un millonario negocio y se pliega a una movida en la que varios artistas han vendido a distintas empresas sus catálogos, como Pink Floyd, Shakira, Red Hot Chili Peppers, Paul Simon, Stevie Nicks. Una apuesta con la que aseguran una rentabilidad inmediata, un negocio que podría ser muy complicado para los sucesores de esos derechos.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO