Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Economía problema | Reforma de la Seguridad Social | Sistema Previsional Común

Seguridad Social

A no equivocarse: el problema es la reforma no el plebiscito

El problema de esta reforma jubilatoria es que ataca el déficit del sistema recortando prestaciones y deja anuncios sin regular y abiertos.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El pasado 28 de abril de 2023, el Parlamento aprobó la ley conocida como de “Reforma de la Seguridad Social”. Más de trescientos artículos, mediante los cuales se modificó parte de la Ley Nº 16.713, de 3 de setiembre de 1995, pero que en los hechos concretan una profundización del régimen aprobado en ese momento. Esta última ley fue un texto aprobado con falta de claridad en sus impactos, con anuncios políticos que no se respaldaron en cálculos dados a conocer y con ajustes a último momento que resultaron de acuerdos políticos que tenían como fin lograr la aprobación. Una Reforma de la Seguridad Social que si bien ataca al déficit del sistema, es parcial; su mayor problema es que solo recorta prestaciones, deja una cantidad de anuncios sin regular y abiertos.

La Reforma ya está en marcha desde el 1 de agosto y el Sistema Previsional Común (SPC) comenzó a regir el 1º de diciembre de 2023. Pero este no se aplica a quienes nacieron en 1972 o con anterioridad y que configuren causal jubilatoria al 31 de diciembre de 2032.

Para quienes logren configurar la causal jubilatoria a partir del 1º de enero de 2033, y hasta el año 2043, en el cálculo de su jubilación se le aplicará una regla de proporcionalidad que converge con los regímenes anteriores. Para adelante quedan totalmente incorporados.

Las afectaciones para activos y futuros jubilados son muchas, a la vez que se perdió la oportunidad de generar una mirada integral del sistema tocando también el financiamiento y aspectos a corregir de las instituciones existentes como ser las AFAPs, que fueron las grandes ganadoras en el cambio. Pero también hubo una falta de claridad estratégica a la hora de pensar la nueva realidad del mundo del trabajo y de los temas relevantes que hacen a la Protección Social como son los Cuidados.

En concreto, se atiende los temas de financiamiento del sistema pero con un aumento de la edad jubilatoria y la tasa de reemplazo, con un sesgo de género y afectando las jubilaciones. Resultado que deja mucho que desear en términos de los objetivos esperables para un sistema de previsión. Y esto no significa que aumentar la edad de retiro no tenga que ser una necesidad en función de la mayor esperanza de vida, sino que se termina definiendo la regla generando regresiones en la distribución del sistema. Pero también, y esto no es menor, que está siendo difícil concretar lo definido porque existen dificultades y carencias importantes desde el diseño.

Es importante remarcar esta realidad para entender cuáles son las motivaciones del movimiento sindical para iniciar este proceso hacia el plebiscito, que insume tanto esfuerzo y que está siendo tan debatido y cuestionado.

Independientemente de la posición que se tenga sobre esta consulta popular, la realidad es que es un mecanismo previsto en el marco jurídico uruguayo y si se consiguen las firmas y se cumplen todos los aspectos legales, podemos discutir ideas, estar o no a favor, pero no cuestionar como que el mismo puede jaquear al sistema de Gobierno.

Inclusive no estando de acuerdo con lo los argumentos de la central sindical, en la falta de fundamentos para defender una reforma de semejante envergadura, nos están haciendo creer que el problema es el plebiscito.

Error: el problema está en la reforma y quienes apoyan el Plebiscito lo hacen ejerciendo totalmente su derecho. Esta convocatoria está abriendo la oportunidad para poner a la luz los contenidos, los impactos y las afectaciones de la Ley 20130. No parece razonable otra vez cambiar el foco de la discusión, el primer problema hoy es la reforma en curso y sus contenidos. Algunos a destacar: el sesgo que la misma tuvo, recortando prestaciones, aumentando la edad de retiro y generando mejores condiciones para la AFAPs; todo esto apunta a bajar el déficit de la Seguridad Social pero solamente tocándole el bolsillo a los trabajadores.

Y ahora se escuchan afirmaciones que buscan causar miedo, como los dichos de la economista Laura Raffo, quien fue muchos años la cara visible de una de las AFAPs, y que afirmó que con el planteo del Pit-Cnt se “les mete la mano en el bolsillo a los uruguayos” porque “se va a meter con los ahorros de los trabajadores”, y que "ellos" están en la vereda de enfrente defendiendo la reforma y que alcance para pagar jubilaciones. Planteo como si fuera expropiar el ahorro en las AFAps y destinarlo a otros fines. Pero lo mas raro, quién más que la central sindical para defender los intereses de los trabajadores, es decir ellos mismos. El planteo de la precandidata parece fuera de la realidad de lo que es la tradición sindical uruguaya y la inteligencia de los trabajadores uruguayos.

El planteo del Pit-Cnt y de todos los que acompañan firmando es un firme cuestionamiento a los recortes de que impone la Ley 20.130 en términos de derechos jubilatorios, cambiando las reglas de juego sin disponer una campaña informativa sobre este cambio en las reglas de juego.

En este contexto técnico como de los movimientos sociales centramos el problema cortando el uso político que se le dio a la falta de información en la campaña como se está haciendo ahora. Por un lado, llevando a un tema de campaña política. Es razonable que cada uno tome la posición que considere y mismo estando en contra del proceso impulsado por el Pit-Cnt se entiendan y se definan otros caminos. Por otro lado, poniendo en la opinión pública afirmaciones sin explicar que acusan a la central y que causan terror en la población sobre la apropiación de sus ahorros jubilatorias ante una posible eliminación de las Administradoras de Fondos de Pensión.

Más allá de que podamos estar a favor o en contra del Plebiscito como mecanismo y sus contenidos, la realidad es que está siendo la oportunidad para poner a la luz que implica la reforma de la Seguridad Social y no podemos una vez más dejar que nos ganen con afirmaciones terroristas.

En este sentido, el Frente Amplio tuvo una clara e inteligente decisión aprobada por unanimidad en el el Plenario Nacional, que fue la libertad de acción partidaria respecto del plebiscito contra la Reforma de la Seguridad Social en Uruguaym donde cada sector y dirigente tendrá oportunidad de tomar posición y defender la misma. Pero acompañando esto una clara propuesta de abordaje participativo y en clave de dialogo social para plantearse una Reforma de la Seguridad Social.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO