Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo Milei | Bullrich | represión

El león ruge y ataca

Milei encendido: con furioso discurso acusó a sus opositores de terroristas y golpistas

¿Hasta dónde llegará la escalada represiva en Argentina, con Milei y Bullrich al mando y acusando a opositores de terroristas y golpistas?

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Los análisis de esta conducta discursiva del presidente argentino ya podrían llenar bibliotecas enteras. Mientras tanto, sus políticas de (violento) desmantelamiento siguen su empecinado curso, con todo tipo de tácticas para que se aprueben.

Así ocurrió con esta llamada Ley Bases, que este miércoles se debatió y se votó en el Senado; ahora que tiene media sanción, lograda apenas por un voto, esta polémica ley de pretensión “refundacional”, deberá ser tratada por diputados.

El león lo vio desde Olivos y volvió a rugir

El presidente Javier Milei no se perdió ningún detalle de las discusiones entre parlamentarios, sus votos, y siguió con atención las acciones represivas en las afueras del Congreso. Pero “el león” que ruge en las redes y ante poderosos empresarios, no estaba en Casa Rosada sino a buen resguardo en la residencia de Olivos.

Y siguió esta jornada terrible hasta avanzada la noche, e incluso postergó su partida hacia Italia, para participar de la Cumbre del G7, así su vicepresidenta, Victoria Villarruel, pudiera evitar un empate en la votación en el Senado. Una decisión que ya estaba pactada, porque el oficialismo, como consignaron varios analistas argentinos, se esperaba otra dura derrota política.

Pero en esta jornada clave, el líder de los libertarios no podía dejar de cumplir con sus obligaciones, así que se hizo un hueco en su agenda para dar dos mensajes ante sus aliados poderosos: los empresarios.

En la mañana, habló en la ExpoEFI, donde, entre otras frases para la historia, sentenció: “Van a tener que sacar muerto de la Rosada”. ¿Clarito, no? Y en la tarde habló en el hotel Hilton, donde volvió sobre este tema de la reelección: “Esperamos que si seguimos teniendo el éxito del modo que lo estamos teniendo, tengamos dos mandatos y empezar la era liberal”.

Cuando se conoció el ajustadísimo resultado de la votación en el Senado, Milei dio otra de sus arengas, en la que elogió la violenta acción represiva de la ministra Bullrich. Y tachó a los manifestantes opositores de “grupos terroristas” que intentaron “perpetrar un golpe de Estado, atentando contra el normal funcionamiento del Congreso de la Nación”.

Tensión en la cámara, represión violenta afuera

Mientras se procesaba una compleja discusión en la cámara de senadores, con tensas pujas entre oficialistas y opositores, en los alrededores del Congreso los manifestantes fueron duramente reprimidos por efectivos policiales. El operativo fue conducido por la ministra Patricia Bullrich, que, como consignan medios del vecino país, sigue empecinada en su “protocolo” para liberar las calles de manifestaciones opositoras al gobierno.

Fuerzas federales argentinas, con respaldo de camiones hidrantes y gases lacrimógenos, reprimieron a los manifestantes que protestaban contra la fatídica Ley Bases y Puntos de Partida para la Libertad de los Argentinos.

Ante la arremetida de los efectivos, armados hasta los dientes, la mayoría de las personas que se concentraron alrededor del parlamento se retiraron de las inmediaciones del parlamento.

Gendarmería Nacional, Prefectura Naval Argentina y la Policía Federal intervinieron para asegurar el perímetro del Congreso mientras la cámara alta continúa el tratamiento de la Ley Bases.

Ataque directo contra manifestantes

Los incidentes comenzaron cuando un miembro de Prefectura lanzó gas lacrimógeno a los rostros de varios manifestantes, entre los que había al menos cinco diputados nacionales, mientras dialogaban de manera pacífica con los agentes.

Los cinco legisladores de la coalición peronista Unión por la Patria, primera fuerza del Congreso, tuvieron que ser hospitalizados: Luis Basterra, Juan Manuel Pedrini, Eduardo Valdés, Leopoldo Moreau y Carlos Castagnetto.

Entre tanto, algunos individuos prendieron fuego a un automóvil estacionado de uno de los medios locales, Cadena 3, a pocos metros del Congreso, en una acción que generó dudas sobre su autoría.

Otros manifestantes respondieron arrojando fragmentos de baldosas retiradas de la plaza situada frente al Congreso mientras una columna dos camiones hidrantes siguen tirando agua y una nube de gas se eleva sobre la zona, producto de la represión.

"Estamos desde temprano en Plaza Congreso y nos vamos a quedar acá todo lo que haga falta, por eso quiero invitar a las y los trabajadores, a la juventud, a que se sumen a esta movilización", señalaba a la Agencia Sputnik hace unas horas la legisladora Cele Fierro, diputada de la ciudad de Buenos Aires en el Frente de Izquierda de Trabajadores (FIT).

La concentración, que durante la mañana ocupó varias manzanas alrededor del perímetro del Congreso, reunió a partidos de izquierda, sindicatos, entidades de derechos humanos, asambleas barriales y movimientos sociales, en una marcha apoyada por las dos centrales sindicales del país: las dos ramas de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA) y parte de la Confederación General de Trabajadores (CGT).

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO