Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo ley ómnibus |

A medias

¿Qué tuvo que resignar Milei para aprobar su Ley Ómnibus?

El gobierno de Javier Milei logró la mitad de las emergencias pedidas en el proyecto enviado en diciembre.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El presidente argentino Javier Milei tuvo que resignar varios de los artículos fundamentales de su proyecto de Ley Ómnibus para conseguir el apoyo de la oposición dialoguista y buscar la media sanción de la Cámara de Diputados a la espera de que el Senado complete el trámite legislativo antes del 15 de febrero cuando se cerrará el período extraordinario.

Entre los puntos que debió resignar el oficialismo están las emergencias públicas que fueron reducidas de 11 a 6 con la posibilidad de que queden en 5 si los diputados de la UCR, Hacemos Coalición Federal y los bloques provinciales rechazan las medidas reclamadas por la ministra Patricia Bullrich. Pero el principal golpe lo recibió cuando el ministro Luis Caputo tuvo que bajar el capítulo fiscal entero.

Tampoco pudo avanzar con aplicar retenciones a las economías regionales, ni tuvo margen para la reforma política y tuvo que reajustar su plan de privatizaciones.

Facultades delegadas

En su capítulo II del Título I, el texto de la Ley declara "la emergencia pública en materia económica, financiera, fiscal, previsional, de seguridad, defensa, tarifaria, energética, sanitaria, administrativa y social hasta el 31 de diciembre de 2025" y establece que "dicho plazo podrá ser prorrogado por el Poder Ejecutivo nacional por el plazo máximo de dos años".

En el debate en comisión se eliminaron algunas de las emergencias quedando en el camino las de defensa y sanitaria, mientras que en la última modificación se redujo a 6: económica, financiera, de seguridad, tarifaria, energética y administrativa, pero el título de seguridad podría ser eliminado del proyecto.

En un principio, el Gobierno fijaba un plazo hasta el 31 de diciembre de 2025" y establece que "dicho plazo podrá ser prorrogado por el Poder Ejecutivo nacional por el plazo máximo de dos años". Pero como parte de la negociación con la oposición se limitó el plazo y se fijó en 1 año con la posibilidad de prorrogable por otro año pero con autorización del Congreso.

El ministro de Economía, Luis Caputo, fue el encargado de anunciar la eliminación del capítulo fiscal y dio de baja a ser cuestiones clave del plan económico del Gobierno para reducir el déficit. En el proyecto original Javier Milei eliminaba la fórmula de movilidad vigente y planteaba aumentos por decreto. Ante la resistencia de la oposición, el Ejecutivo había aceptado fijar una fórmula ajustada por inflación, pero que comenzaría a aplicar a partir de abril. Nunca se llegó a un acuerdo porque desde los dialoguistas advertían que se afectaban los ingresos de los jubilados.

Temas

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO