Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política

Un monte de tabaco en paz

Luis Lacalle y el humo blanco con el paraguayo GrupoCartes

Luis Lacalle firmó un decreto beneficiando a la empresa Montepaz al tiempo que da luz verde al contrabando paraguayo

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

De este lado de la frontera la empresa Montepaz se pintó para la guerra logrando el decreto firmado por Luis Lacalle que lo beneficia en su lucha contra los cigarrillos de contrabando, mientras que en tierras guaraníes la empresa Tabacos del Este, del poderoso Grupo Cartes, veía con beneplácito el reconocimiento oficial de la derrota en el control de sus límites fronterizos.

Pasa que en política no hay nada obvio; no siempre los hechos políticos responden a una planificación al detalle y a veces son obras de la casualidad o de circunstancias fortuitas que se suman a un objetivo.

En política las responsabilidades son por acción y omisión.

Permite también una serie de lecturas y conjeturas que alcanzan una dimensión mayor que los elementos concretos en debate.

Esto pasa con el decreto recientemente firmado por el gobierno sobre la flexibilización en el empaquetado de cigarrillos.

A medida que se avanza entre el “humo” de los debates de cómo se favoreció a la empresa Montepaz y el retroceso en las políticas contra el tabaquismo, se divisan intereses de poder que si no están en un marco de acuerdos, por lo menos conviven casi armónicamente.

Encendiendo por la colilla

A partir de las políticas contra el consumo de tabaco la venta de cigarrillos en Uruguay descendió en unos 63 millones desde 2004, que era de 154 millones.

La baja se explica en parte por el consumo, pero también por el acceso al mercado ilegal de cigarrillos.

Para los fumadores escasos de ingresos los números cierran; una caja de cigarrillos de la empresa Montepaz (Nevada, Coronado, etc.) cuesta $ 190, el tabaco Cerrito $ 120, mientras los paraguayos 51 se adquieren en un entorno de entre $ 60 a $ 90.

$ 390 cuesta un cartón de 51 (10 cajillas de 20 cigarros cada una) y $ 400 los brasileros FOX.

Los Coronado de Montepaz con la cinta naranja que indican que solo se pueden vender en los free shops cuestan $ 900 y los Nevada $ 1.100.

Desde el punto de vista empresarial para Montepaz (a pesar de que tiene el 83% del mercado) el mercado ilegal de cigarrillos, del cual no se conoce su real tamaño, es un problema de competencia.

Y aquí aparece el primer dislate del decreto gubernamental.

El decreto no solo pretende favorecer a la casi monopólica empresa uruguaya en sus negocios, sino que justifica la defensa de que los ciudadanos uruguayos puedan consumir cigarrillos de mejor calidad cuando se habla entre los fumadores de las bondades de los cigarrillos de Montepaz sobre los venidos del Paraguay, algo que atenta a todas luces contra las más elementales normas de combate a la epidemia del tabaquismo.

30% de los fallecimientos responden a enfermedades provocadas por el tabaquismo en Uruguay y la atención sanitaria a dichos pacientes le cuesta al Estado uruguayo $ 700 millones anuales.

20130220JC_1011.jpg
"El volumen de cigarrillos ilícitos no aumentó", afirman especialistas.

"El volumen de cigarrillos ilícitos no aumentó", afirman especialistas.

Números que se hacen humo

El Euromonitor, un organismo que cuenta con prestigio internacional en el mundo de la salud, advierte en sus estudios que en todos los países que se debate el tema sobre el mercado legal e ilegal de cigarrillos, los porcentajes de compra de los provenidos del contrabando se exageran por parte del gobierno y las empresas interesadas. Uruguay no fue la excepción.

El ministro de Industria, Omar Paganini, a la que se sumaron otras voces, pregonaba que la compra de cigarrillos de contrabando en 2020 era de 36%, una cifra que se sostiene estable desde el año 2016 según algunas encuestas.

Sin embargo, una encuesta del Instituto de Estadísticas utilizando criterios de la Encuesta Mundial de Tabaquismo en Adultos obtuvo como resultado que el consumo de cigarrillos de contrabando no superaba el 17% en el año 2017.

Si bien esa cifra puede haber crecido en tres años (aunque en 2009 andaba por el 15%, o sea, creció 2% en ocho años), lo cierto que nadie tiene cifras actualizadas.

El director de Aduanas, Jaime Borgiani, sostuvo, consultado por El Observador , que muchas cifras manejadas no tienen respaldo y que la institución que dirige realizó en los últimos cuatro años 712 incautaciones por un valor de US$ 3 millones.

El decreto, sin embargo, lo “condena” a un rol meramente testimonial.

Quebrando un cigarro por la industria nacional, digamos que el 70% del precio corresponde al Imesi.

20150509JC_0002.jpg
"La industria tabacalera trata de argumentar que tiene un efecto en el comercio cigarrillos ilícitos, pero esto no está comprobado", afirma especialista.

"La industria tabacalera trata de argumentar que tiene un efecto en el comercio cigarrillos ilícitos, pero esto no está comprobado", afirma especialista.

Los humos del pety

51 es la marca de cigarros (pety en guaraní) que se consume en Uruguay, siendo la tercera más vendida por detrás de Nevada y Coronado.

Un informe de Brecha explica parte de la trama de poder que se mueve detrás de la producción de cigarrillos en el vecino país.

“La industria paraguaya del tabaco se multiplicó por 26 en la primera década del siglo. El país fuma 3 por ciento o menos de lo que produce. El resto se va de contrabando. El presidente, Horacio Cartes ya no es el CEO de la principal tabacalera, pero sí un accionista relevante del negocio familiar que hoy dirige su hermana.

En el centro de la producción paraguaya, con 51 a 58,1 por ciento, están la firma Tabesa (Tabacos del Este SA) y su distribuidora Tabacos del Paraguay. Son parte del Grupo Cartes y su accionista mayoritario es el actual presidente de la república, aunque su hermana Sara es quien las dirige hoy. El fundador del grupo fue el padre de ambos, Ramón T. Cartes, el Lord del tabaco, como lo bautizó la prensa brasileña. Los Cartes fabrican seis de las marcas vendidas de contrabando en México.

En 2012 Paraguay produjo 65.000 millones de cigarrillos, pero consumió menos del 3 por ciento de esa cantidad. El contrabando tiene salida a través de las fronteras porosas de Argentina, Bolivia y Brasil, de donde se encamina tanto a Uruguay como a lugares del Caribe, Estados Unidos y México.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMD), el 10 por ciento del tabaco consumido en el mundo proviene del contrabando, pero en Uruguay ese porcentaje llega a 16, de acuerdo al Ministerio de Salud Pública.

Hay decenas de marcas hechas para el contrabando: Milenio, 51 y Eco serían las principales que vienen de Paraguay, a las que se agregan Marlboro desde Brasil y Argentina, y la falsificación de Nevada desde Brasil.

El informe basado en investigaciones independientes revela la ingeniosa maniobra del auto contrabando.

“Paraguay es, por ejemplo, el principal proveedor de cigarrillos de contrabando de Brasil y su enorme mercado, según un artículo de Hana Roos en Tobacconomics. Las rutas y estructuras del contrabando fueron tomadas de las grandes tabacaleras internacionales (Aol, 31/10/13). “Hay abundante evidencia de que las transnacionales del tabaco fueron cómplices en el contrabando de sus propios productos”, afirma. Y Foreign Affairs cita al respecto al actual ejecutivo de Tabesa, José Ortiz: “Solo llenamos el vacío dejado por Bat y Philip Morris”. Al parecer el modelo era que, a través de subsidiarias, los cigarrillos se exportaban a Paraguay y de allí se contrabandeaban para ser vendidos sin impuestos.

En los diez años de la primera década del siglo la industria del tabaco paraguaya creció 2.592 por ciento. Pese a la precisión de esta cifra, Foreign Affairs, que la da por exacta, señala que no hay información oficial sobre esta industria. Se sabe sí que las marcas registradas en Paraguay para cigarrillos superan las 2.600 y que los sitios de producción de estos en el país se estiman en 30”.

Contrabando criollo

Al retirarse Philip Morris del mercado uruguayo a la casi monopólica Montepaz le surgió como competidora la china Maregroup instalada en la zona franca de Florida con la condición de vender su producto en China. Sin embargo el informe de El Observador denuncia que por la aplicación Marketplace de uso en Facebook se venden cartones de la una de sus marcas, Marble, a $ 450.

A ese tipo de aplicaciones no llega la “mano de la Ley”, pero sí llega según el director Nacional de Aduanas, Jaime Borgiani, con mayor eficiencia en la medida que se ajustaron los criterios para tomar medidas de control en las exportaciones y el tránsito de mercadería. Incluso comenta de la destitución de 9 funcionarios acusados de corrupción, un combate que el decreto presidencial ningunea.

Fumar o no fumar, that is the question

El reciente encuentro de académicos de nivel internacional convocado por organizaciones de la sociedad civil realizado vía Zoom el 19 de setiembre confirmó lo que desde el mundo académico, profesional de la salud y la oposición política se denuncia sobre el decreto y es el retroceso en las políticas de combate a la epidemia del tabaco.

A nivel local un recurso de revocación fue presentado contra el decreto a través de la Sociedad Uruguaya de Tabacología.

La Facultad de Medicina envió una carta al presidente, Luis Lacalle Pou, con críticas al nuevo decreto que habilita la venta de cigarrillos en caja blanda y la marca en cada unidad, nota que fue respaldada por los ex integrantes del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH), Rafael Radi y Henry Cohen.

El gobierno sigue empecinado y Walter Verri, subsecretario del ministerio que redactó el decreto, salió al cruce de las críticas, expresando: “A mí me gustaría preguntarles por qué no dijeron nada o qué dijeron cuando Uruguay legalizó el consumo de marihuana”.

Así las cosas, mientras acá hay humo negro, blanco es el humo entre los poderosos empresarios y gobernantes orientales y guaraníes.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO