Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política Orsi | Mujica | Topolansky

Hacia las internas

Yamandú Orsi: "No venimos a restaurar sino a construir"

Este 19 de junio, día del natalicio del prócer, José Pepe Mujica, Lucía Topolansky y Yamandú Orsi dieron un mensaje de cara a culminar esta etapa electoral.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

En la actividad también estuvieron presentes referentes de los sectores que apoyan la candidatura de Orsi y dirigentes del Frente Amplio, salvo el presidente de la coalición de izquierdas Fernando Pereira, que se encontraba en una actividad en el interior pero envió su saludo.

La causa de los pueblos

La primera en hacer uso de la palabra fue Lucia Topolansky que, tomando como base la reconocida frase artiguista “La causa de los pueblos no admite la menor demora”, expresó: “¡La causa de las niñas y los niños excluidos no admite la menor demora! ¡La vivienda no admite la menor demora! Debemos llegar a octubre para que estas causas no queden pendientes”.

Realizando un pequeño análisis del contexto político en que se encuentra el país, manifestó que “nosotros no venimos a restaurar ni remendar. Tampoco vamos a entrar en las provocaciones ‘a ver si derogan esto o lo otro…’. No, venimos a construir”.

Y en el enumerado de las posibles medidas para la construcción de un país diferente, fue conduciendo a la definición de quién debe ser el que esté al frente de ese rumbo: “Esa construcción es con todos y con todo el país. Trabajadores, cuentapropistas, profesionales, estudiantes, docentes. Se puede crecer, atacar la desigualdad y construir de otro modo. Pero para eso precisamos un timonel”.

Topolansky argumentó porqué entiende que Orsi es quien reúne esas condiciones: “Precisamos alguien con temple probado y ¡vaya que en esta sucia campaña le probaron el temple a Yamandú! Precisamos a alguien con enorme empatía y cercanía, esto es crucial si queremos gobernar con la participación de todos. Precisamos transparencia. En Yamandú podemos encontrar una mirada global y cercana a todos, con su condición de docente, porque hay que hacer didáctica cuando se gobierna”.

Elevar el debate político

Seguidamente hizo uso de la palabra José Pepe Mujica, quien empezó su discurso con sus clásicas reflexiones en un tono más filosófico, para desde ahí señalar algunos puntos que encuadran la actual gestión de gobierno.

En un discurso que maneja con solvencia la reflexión profunda y la ironía, refiriéndose a la política en el contexto del natalicio de Artigas, expresó: “Peleo para que el sistema político aprenda de nuestro pasado histórico; hay lecciones que conmueven como las miles de mujeres que se fueron a acompañar a José Artigas en su exilio al Ayuí. O los más de 15 mil gauchos rotosos de los que la inmensa mayoría ni siquiera sabemos su nombre”.

Luego de nombrar otros referentes históricos como Joaquín Suárez o Aparicio Saravia, reflexionó en base a la política que: “La política no es una profesión, es una pasión que surge de nuestra naturaleza gregaria, individuos con una cuota de egoísmo para pelear por nuestra vida, aun sabiendo que nacemos condenados a morir. Pero gregarios, seres necesitados de una sociedad que nos ampare. La política vino a sostener la existencia de eso que ha creado civilización, nuestra sociedad. La política no es mercancía, no se entra a la política para arreglar la situación económica propia. Hay que jugarse el cuero”, nos recordó Pepe. “No están para acomodarse y vivir panza arriba. Están para vivir como vive la mayoría del pueblo. La política es un compromiso”.

Luego de hacer un repaso en tono irónico sobre las distintas propuestas electorales que calificó de feria electoral, planteó los temas que él no vio en el debate y que sería lo que el sistema político debe discutir.

Refiriéndose a la campaña electoral, dijo: “Parece una feria de propuestas macanudas… Hay muchas que me gustan, pero ¿con qué lana, querido? Este Gobierno corta cintas pero no paga Creditel, ¡pagás vos después! Y en moneda nacional indexada con los respectivos intereses…”. Se gastaron lo de los siguientes gobiernos y los angelitos de candidatos que tenemos van y prometen esto, lo otro y lo otro… “Yo no critico las intenciones, pero si queremos enfrentar la deuda social de este país, necesitamos recursos y la discusión es cómo hacemos para crecer la economía. Esa discusión no la veo”.

Planteando ejes concretos, manifestó que “el 25 % de la divisa que ingresa al país ‘tiene olor a churrasco’. Hay que incentivar lo que ya sabemos hacer. Empieza con más terneros, apoyo a 6 mil productores que necesitan apoyo. Vendemos leche, pasto transformado. Pero compite con los países que protegen a sus productores y a los nuestros les faltan predios. Necesitamos diez o quince años de trabajo de Colonización para garantizar el acceso a la tierra. Tenemos unos arroceros que superan a los mejores del mundo en calidad. Más del 90 % del arroz uruguayo es para traer divisas. ¡Eso camina! Hay que darle manija a ese país real. Pero no veo una palabra del país agropecuario. ¿Cómo se va a hacer política de un país que es agroexportador y ni se entera de la existencia de estos problemas? Ni tengo que hablar del cambio climático, el mayor insumo de la historia es el agua. No quiero hablar de la sombra, los novillos se tiran en las sombras de las columnas las rutas. Buscar acuerdos por el largo plazo. Por la ciencia, hoy en la edad del conocimiento. ¿Dónde concentramos los recursos? Tiene que haber una decisión política y planteo: dedicar el estudio de la ciencia y la investigación a la salud animal porque el país gasta mil millones, porque estamos en el lugar más ganadero del mundo y al lado de Brasil, el primer rebaño del mundo. Ahí tenemos una oportunidad”.

Gobernar para todos

Cerrando la parte oratoria, el precandidato Yamandú Orsi, haciendo referencia al legado artiguista, expresó como eje central la consigna de “gobernar para todos, sin más enemigos que aquellos que se oponen a la pública felicidad”.

Planteó que hoy era el acto de cierre de campaña pero que era un mojón, “porque la militancia social y política nunca se detiene. Es una causa para vivir y luchar”. Por eso, y haciendo alusiones al artiguismo, definió los rumbos a trazar: “Estamos pensando en acumular para poder ganar una elección, para después gobernar y cambiar los destinos del país”.

En sus alusiones a la identidad, dijo que “los uruguayos celebramos al prócer, nos reconocemos como nación. Pero cuando rascamos en sus ideas, ahí te encontrás contigo mismo y ves cuánto de nuestra propuesta o de la propuesta progresista tiene y cuánto pescamos ahí en esa maravilla que fue, porque, de verdad, el artiguismo es una fuente inagotable. Esa visión de desarrollo y progreso vinculado al territorio, por ejemplo, algo tan caro para el progresismo. Esa vocación por los más humildes que tantas veces planteó, también. Ese Artigas con su vínculo tan particular entre el campo y la ciudad”.

Puso como objetivo que en marzo del 2030 otro frenteamplista reciba la banda presidencial de la o el presidente frenteamplista.

Retomando el discurso de Mujica sobre la campaña electoral, expresó que “como dijo Pepe, una campaña electoral no puede ser el carnaval de las promesas. Debe constituirse con planteos concretos, con una barra como la frenteamplista, con muchas ganas de cambiar la realidad. Con una fuerza política que ha demostrado estar a la altura a lo largo de toda esta historia. Porque “cuando está en juego el destino de nuestra gente no se puede jugar. Y para eso tenemos que ser serios, responsables y claros. Teniendo en cuenta que no tenemos otro enemigo que aquellos que se oponen a la pública felicidad, tal cual nos planteaba José Artigas”.

Luego de agradecer a los distintos sectores que apoyan su candidatura, enumeró los ejes de la futura campaña expresando que van a ser: “Intransigentes con la injusticia, por supuesto, duros con la desigualdad, pero claros a la hora de pensar la jugada de manera tal que las cosas se concreten y no que estemos haciendo discursos que nos quedan bárbaros pero que en realidad no podemos hacer (...) si alguien espera que yo transite este periodo o este proceso con consignas contundentes pero vacías, sin contenido, no cuente conmigo. Si alguien espera que voy a transitar este proceso haciendo planteos atractivos, maravillosos, para seguir pescando en la pecera y de repente sacar una ventaja inmediata en contiendas que son de corto plazo, no cuenten conmigo. Si se espera que mi planteo o nuestro planteo sea de confrontación permanente y que de repente rinda de cara a una etapa, pero que vayan en demérito con el objetivo central que es ganar la elección y poder gobernar y transformar la realidad del país, por supuesto, padecen todo.

Lo que se espera es que nosotros impongamos una idea y entendamos la unidad como la unidad de los ladrillos o la unanimidad del orden y mando, por supuesto estamos equivocados. Si la idea es que hagamos nuestros aportes, que yo haga mis aportes a la unidad a partir de las diferentes posibilidades que tenemos, y de ahí surge la síntesis, como históricamente el Frente nos ha demostrado, ahí sí cuenten conmigo, que yo cuento con todos ustedes. Y lo que se busca es que logremos avanzar con la mirada puesta, ni siquiera en octubre, sino en marzo, cuando nos arremanguemos, nos sentemos alrededor de la mesa, bueno, vamos por acá y por acá y por acá, en clave de unidad, desde los distintos aportes, donde cada uno tiene un espacio. Ah, ese es el frente de siempre, el que siempre quisimos y el que es necesario para la etapa que se viene. Si lo que se busca es transformar este país en un país con menos desigualdad, con más libertad, con más seguridad, en fin, si se busca un país donde reine la felicidad, por supuesto, ahí estamos todos juntos y con la puntería muy clara y la cabeza muy clara, pensando en el 1 de marzo del año 30, cuando un frenteamplista le entregue la banda presidencial a otro frenteamplista. Porque si eso pasa es porque la tarea se cumplió. No pretendan que hagamos propuestas simples, marketineras, que sabemos que después son muy difíciles de lograr, o que es un boomerang o que es un tiro en los pies. Nuestras propuestas de cara a la campaña, como decía Pepe, no pueden ser el carnaval de las promesas, sino que tienen que ser parte concreta de lo que podamos hacer y lo que podemos hacer”.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO