Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad encefalitis equina | Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca |

LA ROSITA Y LEGUISAMO

La encefalitis equina y los pingos sin Estado

A poco mas de dos meses del arribo de la encefalitis equina, el gobierno ha dejado a su suerte a los pingos de pobres.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La encefalitis equina propagada por los mosquitos llegó a Uruguay en noviembre del año pasado, según el primer reporte oficial. A pesar de los dispositivos y protocolos accionados por el Ministerio de Salud y el de Ganadería, los recursos y vivencias frente al virus han sido dispares y casi en silencio los más perjudicados han sido los pobres.

La presencia de los equinos en Uruguay, visibilizada mediáticamente a partir de la presencia de la encefalitis, recordó la presencia de un animal con muchas connotaciones simbólicas. Su estampa forma parte de nuestro escudo nacional. No es descabellado sostener que “la patria se hizo a caballo” y que forma parte de cierto “capital” en casi todas las clases sociales.

Encontraremos a los cuadrúpedos desde los lujosos stud hasta los que están pastando mansamente en las cunetas de los asentamientos, los que saltan estéticamente vallas y obstáculos, los que salen de las gateras hasta llegar al disco, los de terapia y los que tiran un carro.

En toda la periferia de Montevideo y muchísimos lugares del interior, la presencia de matungos que no forman partes de stud, aparcerías, centros de equinoterapias civiles y militares, caballerizas policiales y militares, es bastante abundante y son los que también han sido alcanzados por la enfermedad, con los temores lógicos a denunciar a las autoridades producto de una economía informal que sigue sin encontrar respuesta.

Encefalitis

La encefalitis equina es una infección causada por un virus que se transmite principalmente a través de la picadura de mosquitos infectados que actúan como vectores y pueden contagiar a los seres humanos.

El 27 de noviembre la Dirección de Servicios Ganaderos del Ministerio de Ganadería emitió un comunicado informando de la situación que se registraba en Uruguay a partir de los casos confirmados en Argentina.

Para el 13 de diciembre el ministro Fernando Mattos de Ganadería informaba que “es una enfermedad viral que circuló en el país, pero nunca con tanta incidencia como ahora. No hay casos en humanos. Hasta ahora hay 20 casos confirmados en un total de 8.033 estudios epidemiológicos realizados en 219 establecimientos”.

Según el informe actualizado por el Ministerio al 9 de enero de este año habían sido visitados 367 establecimientos con una población equina de 10.863 equinos. Se habían recuperado 199 caballos y 187 se encontraban en recuperación; 100 habían muerto con sintomatología clínica y 56 muertes confirmadas por la enfermedad.

Entre el comunicado de diciembre y el del 9 de enero, había pasado el Gran Premio Ramírez del 6 de enero en Maroñas.

premio ramirez.jpg

Leguisamo solo

“Leguisamo solo

Gritan los nenes de la popular

Leguisamo, viejo y peludo nomá'

Gritan todos los de la oficial” (C. Gardel)

El ministro de Ganadería Fernando Mattos, aun sin tener cartas a la vista de la evolución del virus, aunque había reconocido su expansión, y confiado en que “la ola del virus se termina con vacunación o con inmunidad de rebaño, que será lo que ocurrirá en el país”, descartó, casi un mes antes, que el Gran Premio Ramírez y otras históricas y acaudaladas carreras debieran suspenderse.

Expresó enfáticamente que “no es el momento de suspender las actividades deportivas donde haya concentración o participación de equinos”, y anunciaba, para tranquilidad de algún sector de la audiencia, que la existencia de vacunas es baja y que llegarán nuevas partidas entre diciembre y enero, que totalizarán las 45.000 dosis. Agregó que se requerirá mayor número de dosis, por lo que se gestiona su obtención.

Caramés, director del SINAE, comunicó que se compraron 20.000 unidades de repelente, que serán distribuidas en todo el territorio nacional antes de fin de año, y que esa cifra aumentará a corto plazo.

Los informes sobre la situación de la encefalitis, a medida que se acercaba el 6 de enero, quizás desatendidas las pocas menciones oficiales por la cercanía de las fiestas navideñas y el comienzo de las licencias, prácticamente desaparecieron, hasta que Ever Daddy venció por varios cuerpos a sus perseguidores en un tiempo de 2:27:62 para recorrer los 2400 metros del Ramírez.

Por una cabeza

“Rosita” apenas se sostiene en pie y se tambalea; pretende seguir comiendo pero cuando atrapa con la boca un pasto y hace fuerza para arrancarlo ésta opera en sentido contrario y la yegua cae al piso. Aún no tiene fiebre y eso da un poco de esperanzas de haberla agarrado a tiempo.

El veterinario llega y encuentra la yegua enferma rodeada de niños que la lloran y temen por su situación y a “Cacho”, su dueño, apesadumbrado. La sola visita del veterinario implica invertir unos tres mil pesos que su pobre economía sólo podrá enfrentar apostando a pedir un préstamo.

El veterinario no tiene dudas de que la picó el mosquito, por los síntomas, y “Cacho” teme confirmarlo, aunque en su zona (Santa Catalina) ya se han enfermado cuatro caballos, de los cuales dos ya fallecieron.

La vacuna preventiva de la que habla el Ministerio se consigue en las agro veterinarias a un costo de 29 dólares y es por reserva. No solo el costo sino la forma de acceder son muros casi infranqueables para “Cacho”.

Imposibilitado de conseguir las vacunas recurrió al uso del repelente del que hablaba el director del SINAE, pero tiene un costo que va entre los 700 y mil pesos.

Las “oídas” que le llegan a “Cacho” de los vecinos que tienen caballos en las zonas aledañas del oeste de Montevideo, no sólo cuestionan las cifras oficiales de casos dadas por el Ministerio de Ganadería (que reportó cuatro casos al 11 de enero), sino que vuelven a dejar en evidencia cómo el Estado vuelve a priorizar la atención a quien puede acceder a la misma.

Si bien los funcionarios de las dependencias territoriales del Ministerio se han acercado a algunos sitios que en el Montevideo rural son mayoritariamente pensionados de caballos y otras actividades hípicas “no profesionales”, las respuestas son limitadas.

Por otro lado, hay una importante población que vive de la “producción de animales” para su comercialización, pero que genera unos ingresos que apenas llegan a un salario mínimo nacional, que son “perseguidos” y sancionados por el Estado.

En la nota de Caras y Caretas del 5 de junio del 2021, titulada “Bandidos rurales”, decíamos: “Un concepto que reiteradamente manejan las nuevas autoridades es el de la libertad contra el de la regulación; desde esa perspectiva, la primera implica el libre ejercicio de las relaciones comerciales, las transacciones financieras y las sociales. Omiten decir que el ejercicio de la libertad implicaría que toda la sociedad viviera en las mismas condiciones, solo diferenciada por el libre albedrío y que, sin términos medios, la otra cara de la libertad es la prohibición. En todas las zonas rurales del país, incluida Montevideo, sobreviven desde tiempos inmemoriales familias que se dedican a una pequeña producción de animales que cumple con las necesidades de autoabastecimiento y permiten un pequeño comercio de cercanía territorial”.

En síntesis, las perspectivas para muchos de estos pobladores de denunciar un caballo enfermo es asumir o no las responsabilidades, porque, de efectuarse la denuncia, corre el peligro de ser sancionado, por una concepción bastante burocrática desde el Estado.

Por estas horas, el ministro Mattos ha pedido mayor presupuesto para adquirir más vacunas para ser comercializadas, como viene pasando desde principios de diciembre.

En aquel momento varias empresas solicitaron al Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca los permisos para importar vacunas contra la encefalomielitis equina. Se autorizó el ingreso de dosis procedentes de Brasil y Estados Unidos, por lo que se estimó que ingresaron entre 3.000 y 10.000 dosis, según dijo el director adjunto de la Dirección General de Servicios Ganaderos (MGAP), Dr. Jorge Viera.

Screenshot 2024-01-16 at 11-50-01 Presentación de PowerPoint - PRENSA 9-1-24 con mapa.pdf.png

(Fuente MGAP DSA)

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO