Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Cultura | Kravitz | Uruguay | celibato

¿Será el 1 de diciembre?

Que se enciendan las hormonas: ahora Lenny Kravitz también tocaría en Uruguay

Con su último álbum en pleno despegue, trascendió que Lenny Kravitz tocaría por primera vez en el Centenario; la productora AM ya está en negociaciones.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

En ambos casos se sabe muy poco o prácticamente nada, lo que confirma que alcanza una molécula de información para que los espíritus se exalten y los medios, más las redes sociales, se consagren a surtir el ciberespacio de especulaciones.

¿Esto será una astuta estrategia marketinera de la productora AM? Sus responsables, previsiblemente, no confirman ni niegan nada. Solo hay trascendidos y muy pocos datos concretos.

¿Qué se sabe del señor Kravitz y su primera visita a Uruguay?

Los dos datos que estarían “confirmados” serían que la productora AM reservó también el Centenario para el primero de diciembre, y que se presentó ante el Ministerio de Turismo una solicitud para que este evento se declare de interés nacional.

Esto último, como ya se sabe, es un trámite clave para que sea viable el concierto, especialmente por el ingreso sin complicaciones de todo el despliegue tecnológico y de infraestructura que apoya estos megashows que giran por el mundo.

Si los lectores consultan el sitio web oficial de Kravitz, especialmente el link que detalla las fechas y lugares a los que llegará su gira mundial, se podrá constatar que no está anunciada ninguna fecha en América Latina. Lo mismo ocurre con la gira de Paul McCartney.

Los medios, en tanto, ya especulan que estas fechas dejarían de ser un rumor en las próximas semanas, cuando las herméticas negociaciones comerciales entre las productoras se concreten, se den el apretón de manos y le avisen al señor Kravitz que tendrá que fijarse en el mapa dónde queda Uruguay.

No se afilen chiques, que el celibato puede más

Hace un buen tiempo ya que los medios dedicados al mundo del espectáculo -o, mejor dicho, a las noticias ardientes y escandalosas de los famosos- han abundado en detalles candentes: que el artista neoyorquino cumplió 60 años, que está en mejor forma física que cualquier pibe de veinte y pocos que va diariamente al gimnasio, y que lleva casi una década sin tener relaciones sexuales. ¡La bomba!

Las imágenes que excitan las redes sociales, sin embargo, parecen apuntar a otra cosa. Mucho músculo marcado, torso denudo, pantalones ajustadísimos, ejercicios físicos exigentes, mucho pelazo en movimiento, y todos -los que miran, claro- con las hormonas funcionando al máximo.

Según ha declarado el artista, el celibato, el contacto estrecho con la naturaleza y el cuidado del cuerpo en su casa en las Bahamas, es una opción de vida para esta etapa de madurez. En algún prestigioso medio europeo, también se ha dicho que esto se debe a un trauma no resuelto “que arrastra desde la infancia, cuando fue testigo de las infidelidades de su padre a su madre. Él no quiere ser así. También, a una relación no consentida que tuvo a los 13 años con una chica de 20 y que le marcó hasta tal punto que le provocó un rechazo al sexo que solo logró superar plenamente cuando conoció a Lisa Bonet, la madre de su hija, Zoë Kravitz”.

Tremendo: la privacidad ya no existe, ni para los líos psicológicos más profundos e íntimos.

No te olvides que también es músico (y buen músico)

También es cierto que estos medios poco y nada dicen de la música de este sesentón de voz poderosa. Salvo en algún medio (más o menos) especializado, nadie invierte tiempo en recordar que detrás de los hits de Kravitz - It Ain’t Over Till It’s Over", "Fly Away", "Are You Gonna Go My Way", "I Belong to you", "American Woman", "Again"- hay una elogiable capacidad creativa para los riff guitarreros, para el swing, para crear bases rítmico-armónicas muy potentes, para el fraseo vocal muy preciso y expresivo, y, sobre todo, para absorber y resignificar tipos estilísticos consagrados -incluso convirtiéndolos en citas explícitas- en las músicas populares de raíz afro.

Así las cosas, chiques, queda bastante tiempo para “hacerse el bocho” con los ejercicios y el cuerpazo de Kravitz. También quedan varios meses para afilar el oído musical y descubrir los músculos musicales que han sostenido una producción discográfica bien interesante, a la que hace un mes sumó su último título: “Blue Electric Light”, que fue grabado en su propio estudio.

Embed - Lenny Kravitz Performs at the 2024 UEFA Champions League Final 2024 Kick Off Show by Pepsi

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO