Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Mundo Brasil |

Brasil

Adolescente mató a toda su familia porque le sacaron el celular

Un adolescente brasileño mató a sus padres y a su hermana porque le sacaron el celular. Antes de confesar, el joven pasó el fin de semana con los cadáveres.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

Brasil quedó consternado luego de conocerse los detalles de un tremendo crimen en una familia del Municipio de Jundaí (San Pablo). Un adolescente mató a su padre, madre y hermana, y luego de pasar todo el fin de semana junto a los cadáveres, confesó ante la Policía que lo hizo porque lo habían retado y quitado el teléfono celular.

¿Qué dijo a la Policía el joven que mató a su familia?

De acuerdo a lo relatado por el joven de 16 años, las discusiones con sus padres adoptivos eran recurrentes.

El adolescente aseveró ante las autoridades que el jueves 16 de mayo sus progenitores lo llamaron “vagabundo” y le quitaron el celular, según informó el medio Globo.

Al día siguiente, el menor robó el arma de su padre, que trabajaba en la Guardia Municipal, la cual probó con un disparo al aire.

El momento del triple asesinato

El padre, Isac Tavares, de 57 años, había pasado al colegio a buscar a su otra hija, Letícia (16), y al llegar a la casa, el adolescente le disparó al padre y luego a su hermana, que había salido corriendo de su habitación a ver qué ocurría y recibió un balazo en el rostro por parte del joven.

Horas después, la madre, Solange Aparecida Gomes (50), regresó a la casa, y su hijo le abrió la puerta. Apenas ingresó y vio los cuerpos en la entrada de la casa, fue asesinada por su hijo de un disparo en la espalda.

La policía estableció que, al día siguiente, el adolescente clavó un cuchillo en el cuerpo sin vida de la mujer.

El joven matador pasó todo el fin de semana con los cadáveres de sus familiares dentro de la casa. Incluso, el joven siguió haciendo su vida normal desepués del triple crimen: fue al gimnasio y a comprar comida a una panadería.

El adolescente recién confesó lo ocurrido a la Policía militar la noche del domingo 19 de mayo.

Fue detenido y enviado a un centro de reclusión para menores de edad de San Pablo, a la espera de ser llevado a juicio por delitos de homicidio, femicidio, porte ilegal de arma y profanación de cadáver.

Temas

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO