Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Política No te olvides | Bianchi | presidente

El problema es que les creíste

No te olvides, Uruguay: carta abierta a los que metieron la pata

Lo imperdonable no es que le hayas creído; lo imperdonable sería que les volvieras a creer. Por eso, no te olvides de lo que hicieron (y de lo que no hicieron).

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

No te olvides del presidente prometiendo no tocar la edad jubilatoria y luego subiéndola 5 años. No te olvides del presidente beneficiando a las tabacaleras con dos decretos y luego paseándose en el yate de los dueños de Montepaz.

No te olvides de Isaac Alfie declarando en Estados Unidos a favor de una multinacional que pretendía quitarle a tu país 3.536 millones de dólares.

No te olvides de Azucena Arbeleche aprobando beneficios para las empresas de Alfie y su propio esposo.

No te olvides del Ministerio del Interior comprando 55 vehículos a la empresa Ayax, que no cumplía las condiciones del pliego licitatorio, pero está dirigida por un amigo de la infancia del presidente.

No te olvides de la entrega del puerto por 60 años.

No te olvides que con este gobierno tenemos récord histórico de homicidios en las cárceles.

No te olvides que con este gobierno tenemos récord histórico de suicidios en las cárceles.

No te olvides que con este gobierno tenemos récord histórico de suicidios en las cárceles.

No te olvides de Javier García diciendo a Raúl Sendic “Usted no puede mirar a los ojos a su pueblo, porque le mintió”, refiriéndose a su título; mientras él se hacía pasar por pediatra sin serlo.

No te olvides de la llamada desde Torre Ejecutiva al El Observador para impedir que publicaran una nota sobre el espionaje a Lorena Ponce de León.

No te olvides del pasaje de Loli a Emiratos Árabes.

No te olvides de las presiones al canal 10 para que echara a Eduardo Preve.

No te olvides de Graciela Bianchi jactándose de haberse encargado de Preve.

No te olvides de Graciela Bianchi averiguando todo sobre una docente, al mejor estilo macartista, para perseguirla por haber criticado al presidente.

No te olvides de Graciela Bianchi publicando reiteradamente noticias falsas.

No te olvides del espionaje a Mario Bergara y Charles Carrera.

No te olvides de la vicepresidente Beatriz Argimón amenazando a Fernando Cristino, repitiendo varias veces que era muy joven y que debía cuidarse.

No te olvides del presidente acomodando a sus dos excuñados.

No te olvides del pescado traído por valija diplomática con otra caja que no se sabía que traía.

No te olvides de la yegua regalada al tirano de Qatar.

No te olvides de Luis Lacalle Pou prometiendo en la campaña electoral bajar impuestos, tarifas y combustibles.

No te olvides de la fundación A Ganar y las cuestionadas licitaciones que “ganó”.

No te olvides del presidente defendiendo a Gustavo Penadés y a Heber diciendo que las denuncias eran calumnias.

No te olvides del alcalde blanco Juan Andrés Oronoz, condenado en Soriano por ciberacoso contra un menor de edad. No te olvides del alcalde blanco Alfredo Sánchez, condenado en Colonia por Asociación Para Delinquir, fraude, concusión, cohecho calificado, falsificación ideológica y encubrimiento.

No te olvides del alcalde blanco Humberto Allende, imputado en Cerro Largo por la violación de una anciana de 77 años. No te olvides del alcalde colorado Tabaré Leivas, condenado en Salto por abigeato.

No te olvides del director del Complejo Penitenciario de Santiago Vázquez, Carlos Taroco, ni de los tres funcionarios blancos de la Corte Electoral operando para salvar a Penadés.

No te olvides de la exfiscal Gabriela Fossati, salvando al presidente y sus allegados en el caso Astesiano y que, cumplida la tarea, renunció a la Fiscalía y pasó a militar inmediatamente para el partido político de los sospechosos e implicados exigiendo ser diputada, porque favor con favor se paga.

No te olvides del Comisario Fernando Pereira, número 3 de la Jefatura de Policía de Maldonado, condenado, entre varios crímenes, por desestimular denuncias de delitos para que al gobierno “le dieran las cuentas”. No te olvides del jefe de Policía de Durazno Richard Marcenal, acusado de “ordenar maquillar el carácter de los delitos para evitar que aumentaran los hurtos y rapiñas”.

No te olvides de la misteriosa duplicación de muertes calificadas como dudosas para que bajara la de homicidios.

No te olvides de los 400.000 dólares mensuales que nos cuesta mantener a Luis Lacalle Pou en Suárez y Reyes con una corte faraónica que incluye peluqueras, manicuras, maquilladoras y servicio veterinario.

No te olvides del presidente aumentando el sueldo de sus jerarcas (más de 100.000 pesos promedio de aumento para cada uno) en plena pandemia y mientras los trabajadores perdían empleo y salario real.

No te olvides que con este presidente el 14,6 de los hogares en Uruguay tiene insuficiencia alimentaria moderada o grave.

No te olvides que con este presidente la población en situación de calle aumentó 24 por ciento con respecto a 2021 y 58% con respecto a 2019, según el censo del Mides en 2023.

No te olvides que con este presidente la pobreza en menores de 6 años pasó de 16,4%, en 2019, a 20,9%, en 2023.

No te olvides de la Asociación Para Delinquir, dirigida por Alejandro Astesiano, montada en el piso 4to. de Torre Ejecutiva.

No te olvides de la reunión en el piso 11 para complotar a efectos de ocultar información al Parlamento y a la Justicia.

No te olvides de cómo este gobierno actuó con inusitada celeridad para que el narcotraficante Sebastián Marset saliera de la cárcel de Dubái.

No te olvides de Roberto Lafluf confesando que destruyó un acta notarial que comprometía al gobierno.

No te olvides del excanciller Francisco Bustillo proponiendo a Carolina Ache cometer un delito.

No te olvides del embajador Carlos Enciso violando dos veces la ley 19.841, con una declaración y participación en una actividad política, sin consecuencia alguna.

No te olvides de Germán Cardoso y su manejo del dinero público al frente del Ministerio de Turismo.

No te olvides de Carlos Albisu repartiendo el dinero de Salto Grande a manos llenas entre sus correligionarios.

No te olvides de Irene Moreira intercambiando vivienda por militancia.

No te olvides del Intendente de Colonia Carlos Moreira intercambiando sexo por cargo.

No te olvides de Manini Ríos, ocultándose de la Justicia.

No te olvides de Sergio Botana, pagando sobresueldos a escondidas cuando era intendente de Cerro Largo.

No te olvides de Gabriel Gurméndez ni de Mercedes Aramendía, beneficiando desde Antel y la Ursec a sus competidoras Claro y Movistar, en contra de los intereses nacionales.

No te olvides de la “ley Gandini”, que legalizó el robo de los viáticos tras los viajes de los legisladores.

No te olvides de la multiplicación de los casos de violencia policial.

No te olvides que, de los diecinueve jefes departamentales de Policía nombrados en 2020, a los cuatro años sólo quedan cinco.

No te olvides de la promesa de volcar 550 millones de dólares a la educación y que luego le quitaron 130 millones en los dos primeros años.

Pero sobre todo, no olvides de dónde vienen ellos y de dónde vienes vos; cómo viven ellos y cómo vive tu familia.

Con tu voto, en pocos meses, decidirás cómo vivirán tus hijos, tus compañeros de trabajo y tus vecinos. Si te equivocaste en la pasada elección, o te engañaron, o no te informaste bien… este año tendrás una segunda oportunidad.

No te pido que votes al Frente. Te pido que, como padre o madre responsable, averigües bien todo lo que avanzamos con Tabaré y el Pepe y cómo retrocedimos con Luis. Sin fanatismos, porque un partido político no es un cuadro de fútbol.

Esta vez no vendas tu voto por la promesa de un carguito ni te dejes envenenar por los medios hegemónicos de desinformación. Averigua, asesórate, y luego milita, con alma y vida, milita; por tu pareja, por tus hijos, por tus familiares y amigos, porque -como decía Edmund Burke- “el mal sólo necesita para triunfar que la gente buena no haga nada”.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO