Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sindicales

Preconflicto en sector lácteo

Hay olor a leche cortada

La Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) se declaró en preconflicto debido a la negativa de las cámaras empresariales del sector a abrir un ámbito de negociación salarial.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

La Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL) se declaró en preconflicto ante la negativa de las cámaras empresariales del sector a abrir un ámbito de negociación salarial, informaron mediante un comunicado de prensa.

Se trata de una federación que nuclea a 35 sindicatos y a más de 2500 trabajadoras y trabajadores de todo el país.

El comunicado explica que «la postura de las cámaras empresariales insiste en una fórmula de pérdida salarial, alegando una supuesta crisis, cuando según cifras del Instituto Nacional de la Lecha (INALE) la remisión a planta en el año 2020 alcanzó cifras récord».

Ante este escenario, el Plenario de la FTIL, determinó declararse en preconflicto, «ratificando nuestra histórica resolución de la no pérdida de materia prima y abastecimiento de leche fluida para la población».

Por otro lado, la FTIL adelanta que «intensificará la red de asambleas que ha venido desarrollando en todo el país, y en el mes de abril definirá un plan de acción que incluirá la realización de un paro general a nivel nacional y movilizaciones a definir».

Una industria que tiene con que

Caras y Caretas Portal dialogó con Enrique Méndez, integrante de la Federación, quien explicó que el preconflicto refiere a una resolución de la asamblea que se tomó a fines del año 2020. Esto es, explicó, «el rechazo a la no convocatoria por parte del Ministerio de Trabajo de la apertura de los subgrupos de negociación del Consejo de Salarios».

Méndez señaló que los subgrupos en cuestión son tres y que se encuentran vencidos desde junio, agosto y diciembre del año 2020. Desde la federación plantean la mantención del salario real, mientras que la cámara empresarial manifestó no estar dispuesta a abrir una discusión salarial que contemple dicha solicitud.

Para los trabajadores y trabajadoras en conflicto, «las condiciones dentro de la industria láctea están dadas para poder generar la instancia». «La industria láctea llegó a tope récord de realizaciones de litros de leche y esa leche no se está tirando por las cañerías, se está produciendo y se está vendiendo», expresó Méndez.

Además, el sindicalista remarcó que actualmente la lechería viene de precios estables a nivel internacional, y que la industria láctea ha manifestado un crecimiento «importante» respecto a la producción de materia prima y a las diferentes inversiones que las industrias están realizando.

«Industrias como Conaprole, Granja Pocha, entre otras, siguen realizando inversiones de carácter millonario, por lo cual creemos que, ante este escenario, las trabajadoras y trabajadores de la industria láctea no deberían sufrir el impacto de una pérdida salarial».

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO