Hacete socio para acceder a este contenido

Para continuar, hacete socio de Caras y Caretas. Si ya formas parte de la comunidad, inicia sesión.

ASOCIARME
Sociedad inversión | red vial | Falero

JOSÉ LUIS FALERO, MINISTRO DE OBRAS PÚBLICAS

"Hay una inversión de USD 3.600 millones en la red vial"

En diálogo con Caras y Caretas, el ministro Falero destacó la inversión en la red vial y subrayó la importancia de la infraestructura de transporte fluvial.

Suscribite

Caras y Caretas Diario

En tu email todos los días

El ministro de Transporte y Obras Públicas, José Luis Falero, destacó la mejora de la red vial en Uruguay con la construcción de carreteras de mejor calidad y mayor durabilidad, y remarcó que se lleva adelante una inversión histórica de USD 3.600 millones.

También mencionó la importancia de contar con un puerto y una infraestructura de transporte fluvial adecuada para impulsar el desarrollo del país, para que Uruguay sea la puerta de salida de los productos de toda la región al mundo.

¿Cuál es la situación de las rutas del país hoy?

Hay una planificación de obras que se están ejecutando, algunas terminadas, otras en ejecución y otras en proceso de comenzar, que va a generar un cambio importante en toda la red vial, como consecuencia de que se tomó la definición clara de hacer una fuerte intervención. Nosotros en el Ministerio, en este periodo, vamos a terminar invirtiendo en la red vial, entre puentes, rutas, intercambiadoras, rotondas, dársenas, terceras vías, luminarias, 3.600 millones de dólares. No hay antecedentes de que en una sola administración hubiera una inversión de este tipo.

¿A qué se debe la decisión de una inversión de este tipo?

Se da como consecuencia de que hemos encontrado una red vial que no ha acompañado el proceso de crecimiento del parque automotor; no solamente el parque automotor liviano, sino el parque automotor de carga. La producción se multiplicó por 5 y tenemos desde hace 30 o 40 años los mismos 8.700 kilómetros que teníamos. Lo que hemos hecho ahora es, en este periodo, construir 642 kilómetros de rutas nuevas.

Donde no había se están haciendo, donde había una vía se están haciendo dos, o sea que estamos tratando de adecuar la red vial a las necesidades, por lo menos en esta primera etapa, lo que nos permitiría mejorar la situación vial del país. Este proceso va a tener que seguir porque con esta intervención, por más que es importante, se requiere seguir en los próximos periodos porque el parque automotor no deja de crecer.

¿Qué acciones se están tomando en materia de puentes?

Estamos dando un paso importante adecuando prácticamente la totalidad de los puentes a la carga que hoy está autorizada a transportarse en Uruguay, porque los puentes con la infraestructura anterior no lo permitían y por eso estamos interviniendo en 250 puentes. En algunos lugares estamos reforzando los puentes, en otros lugares estamos ensanchando y, en otros, estamos construyendo puentes nuevos donde no era conveniente -desde el punto de vista técnico- mejorar los que estaban porque ya no habían cumplido su vida útil. Toda esa serie de medidas sumadas van a mostrar una red vial mejorada con respecto a la necesidad que detectamos cuando asumimos.

¿Cómo incide esto en la siniestralidad?

La siniestralidad en la ruta es un tema que me preocupa mucho. Por eso, además de todas estas obras de infraestructura, también estamos incorporando sistemas de control de velocidad, como se ha visto, y una serie de medidas. Estamos construyendo 100 rotondas en este periodo, que dan una mejor seguridad en esas intersecciones que se están detectando como conflictivas.

Donde vamos con una doble vía, estamos generando sin duda un mejoramiento sustancial en la seguridad de esas rutas. Pero, claro, es un proceso que está en plena ejecución y que lo vamos a estar terminando sobre la finalización del periodo y va a haber un cambio importante.

¿Cómo es el proyecto de la autopista?

En la Interbalnearia es imposible seguir pensando en mejorar un tramo, porque se ha urbanizado a ambos lados. Entonces, allí estamos planteando una alternativa que está en pleno proceso de estudio ahora. Se trata de generar una vía rápida, una autopista, que permita reducir la carga que tiene la interbalnearia y distribuirla. De esta manera, los que van más hacia el este, de Solís para arriba, que tomen la vía rápida, y los que van más hacia todos los balnearios de la costa de Canelones, puedan seguir utilizando la interbalnearia. De esa manera logramos dos cosas: agilizar el tránsito hacia el este por la vía rápida y agilizar también el tránsito de la interbalnearia, porque le estoy sacando un 40 o 45 % que está estimado por los datos que tenemos en los peajes. Eso sin duda va a ser un cambio importante.

¿Qué plazos tiene previstos?

Para ese proyecto pienso tener terminado el trazado en este mes de octubre, definido, y a partir de ahí empezar con los trámites de expropiación en los padrones que generalmente van a ser todos rurales, porque estamos previendo de no meternos en áreas urbanas para evitar que nos vuelva a pasar lo mismo que sucedió con la Interbalnearia. Entonces, estamos estudiando los planes de ordenamiento de la Intendencia de Canelones para no afectar los planes de ordenamiento y tratar de pasar la ruta alejados de las áreas que pueden desarrollarse urbanísticamente. Eso va a generar un cambio. Mi intención es tener resuelto todo antes del fin de año para poder empezar el año próximo ya en la fase constructiva de la obra, aunque sea en el segundo semestre.

¿Tiene prevista alguna intervención en el área metropolitana?

Yo tenía previsto hacer una intervención en la continuación de la perimetral de la ruta 5 a la 1, pero hemos tenido demoras como consecuencia de que tuvimos que declarar desierta la licitación, porque había habido un precio que no estaba previsto por nosotros, y también la preocupación de los vecinos en cuanto al trazado, llevó a postergar esta definición. Hoy estamos licitando en primera instancia el intercambiador de la ruta 1 en Santiago Vázquez, que va a ser lo primero que vamos a licitar. Entonces, la primera etapa va a ser la construcción del intercambiador a nivel, para luego ir preparando lo que será la segunda etapa, que es la conexión hacia la ruta 5 a la altura de la perimetral. Y, en paralelo, estamos trabajando en el intercambiador de la ruta 5, allí donde están los semáforos al salir a la perimetral; trabajamos en un proyecto de intercambiador a nivel, cosa de empezar en las dos puntas a intervenir. La idea es que se estén ejecutando el año próximo esos dos intercambiadores importantes que ayudan a regularizar y ordenar un poco esas zonas conflictivas, con varios siniestros de tránsito que se ocasionan por el alto volumen de tránsito. Eso también va a ser una ayuda importante. Y creo que en el futuro debemos seguir pensando en generar nuevas vías de tránsito diferentes, como en todas partes del mundo, para tratar de reordenar toda el área metropolitana con intervenciones distintas a las tradicionales.

¿La visión estratégica del puerto está en marcha?

Sí, la visión estratégica del puerto creo que también es un comienzo de un desarrollo portuario innovador, que va a posicionar el Puerto de Montevideo como el verdadero Puerto Hub regional. Estuve en Porto Alegre con casi 80 empresarios, trabajando sobre la posibilidad de que mucha producción brasileña, sobre todo del litoral brasileño, pueda optar por el Puerto de Montevideo. En paralelo estamos trabajando con ANP en llevar adelante el puerto seco en Rivera, que ya se compraron 26 hectáreas, y ahora están en el proceso de generar este interés de inversores para comenzar a trabajar allí. Y la ventaja que tiene el puerto seco es que mucha mercadería de Brasil, que tiene que cruzar todo Brasil para el Estadio Río Grande, pueda utilizar el Puerto de Montevideo para salir al mundo.

¿Cuál es el aporte a la red vial del país que dejará esta administración?

Vamos a dejar dos cosas. Primero, una red real superior en tramos, en cantidad de kilómetros y en calidad. Lo que se está viendo, lo que estamos construyendo, lo estamos haciendo con la impronta de calidad que permita una mayor durabilidad. Hasta el punto que la ruta 5 en dos tramos la estamos haciendo en hormigón. La vida útil es el doble que en la mezcla asfáltica. Prácticamente borramos del Ministerio de Transporte lo que eran trabajos en tratamiento vitamínico y nos pasamos a mezcla asfáltica u hormigón solamente. Estamos eliminando 360 kilómetros de balasto, no van a existir más. La administración que venga va a encontrar una situación muy mejorada con respecto a cinco años atrás, pero con el compromiso de dejar, de alguna manera, establecida una política de Estado, que no puede terminarse cuando termine el periodo. Debería continuar en el tiempo para que tengamos una red real acorde a lo que es un desarrollo del país. Yo creo que el país está llamado a un desarrollo por demás interesante en lo que es la parte logística, no solamente a nivel interno, sino a nivel regional, lo que va a permitir que Uruguay sea mirado por parte de otros países como los puntos de salida del mundo a través del Puerto de Montevideo.

Dejá tu comentario

Forma parte de los que luchamos por la libertad de información.

Hacete socio de Caras y Caretas y ayudanos a seguir mostrando lo que nadie te muestra.

HACETE SOCIO